Amueblando nuestra futura casa desde Internet
24 junio, 2017

Amueblando nuestra futura casa desde Internet

La evolución propiciada por Internet y las nuevas tecnologías ha hecho de nuestra vida algo más sencillo, más cómodo. En los días que corren, ya podemos realizar un montón de compras y gestiones sin ni tan siquiera salir de nuestra vivienda. Todo ello se debe a un aumento en la seguridad en la compra online.

Esa compra online afecta a todo aquello que nos podamos imaginar. Desde hacer nuestra compra diaria en un supermercado online hasta la compra de ropa, tan común a día de hoy. Y pasando por la compra de muebles. Los nuevos matrimonios lo tienen claro: comprar muebles por Internet es muy beneficioso porque permite ahorrar una barbaridad de tiempo sin que ello signifique obtener unas condiciones peores en términos de calidad o de precio.

Mi novia y yo nos casamos el próximo mes de julio. Después de seis años de noviazgo decidimos que era hora de comenzar una nueva vida juntos y de continuar así con nuestro proyecto en común. Sabíamos que al tomar la decisión de casarnos necesitábamos, de manera ineludible, un nuevo lugar en el que vivir. Por ello comenzamos a mirar viviendas y elegimos una a las afueras de nuestra ciudad, Albacete.

Ahí no acababan los preparativos para comenzar nuestra nueva vida, la cual estamos organizando desde hace ya tiempo para que cuando llegue el momento de nuestro enlace todo esté listo. Una vez adquirida la casa, era imprescindible amueblarla y para ello queríamos muebles que, sin ser demasiado caros, dotaran de un aire elegante, sofisticado y actual a la casa. Teníamos la sensación de que conseguirlo no iba a ser nada fácil y por tanto comenzamos a recabar ofertas y datos de diferentes empresas.

En Albacete apenas encontramos nada. Aunque bien es cierto que había una buena variedad de tiendas de muebles, éstas no nos convencían en absoluto. Fue entonces cuando se nos ocurrió la idea de iniciar la búsqueda a través de Internet, un método más cómodo para nuestros intereses y mucho más eficaz puesto que con tan solo ejecutar una búsqueda en Google podíamos acceder a la página web de un montón de empresas dedicadas a la venta de muebles.

Una de esas páginas web fue la de Dismobel, una empresa situada en Villaviciosa de Odón (Madrid). Dismobel ofrecía una amplia gama de marcas, de estilos y, en general, de muebles para todas las estancias de nuestra casa. Creíamos que era la oportunidad que tanto habíamos esperado. Las ofertas de hasta el 70% incitaban a adquirir nuestros muebles ahí. Un mobiliario que, por cierto, no por resultar barato era de mala calidad. Muy al contrario.

Una casa ideal para nosotros

Tomamos la decisión de confiar en Dismobel y no nos arrepentimos. A través de Internet habíamos devorado su catálogo y habíamos decidido los muebles que queríamos para nuestra nueva vivienda. Los profesionales de la empresa nos habían proporcionado toda la atención e información que demandamos y eso nos facilitó mucho las cosas. Tanto fue así que apenas un par de días después de haber realizado nuestro pedido definitivo de muebles, ya los teníamos en casa. Un lujo.

A partir de entonces pudimos disfrutar de la comodidad de unos muebles de primera línea. El salón era un auténtico espectáculo de comodidad y de decoración, así como las habitaciones y un pequeño despacho. Los muebles de la cocina, por otra parte, convertían la estancia en algo útil para elaborar las mejores recetas y para almacenar de manera eficiente los cubiertos y el menaje.

En definitiva, la casa está preparada para que la habitemos después de que se celebre nuestro matrimonio. Nuestra familia y amigos ya han acudido a visitarla y desde entonces solo recibimos felicitaciones y halagos. Sabemos que no nos hemos equivocado y que hemos hecho una compra estupenda.

Ya estamos nerviosos. El momento de casarnos se acerca y también lo hace el de marcharnos a vivir juntos. Con la casa y la boda preparadas, ahora llega el momento de disfrutar. Y ese momento no nos lo pensamos perder.