Andalucía: tierra de contrastes y luz

El día 28 de febrero se celebró el Día de Andalucía, una tierra llena de contrastes y de luz. Una comunidad autónoma, cuyas ocho provincias que la conforman, no dejan a ningún visitante indiferente, sea éste nacional o extranjero. ¡Y cómo no enamorar a cualquiera con sus espectaculares playas, su buena gente, su cultura, su deliciosa gastronomía y su ambiente! Andalucía es por excelencia una tierra tradicionalista apegada a sus usos y costumbres, pero a la vez vanguardista y decididamente orientada al futuro. Descubrí esta fantástica comunidad el año pasado gracias a Visitours, una empresa que pone a la disposición de sus clientes una amplia gama de productos orientados tanto a agencias de viajes, asociaciones, congresos e incentivos, empresas, colegios, como a familias, grupos e individuales.

Como todavía no conocía Andalucía, de la que era mi padre sin embargo nativo (nací y viví en el extranjero hasta el año 2014)  decidí poner mi viaje en manos de profesionales en la materia ya que en su página web ponían que eran especialistas en tours por Sevilla, Granada, Córdoba, Cádiz y Ronda, y que tenían diversos paquetes de visitas guiadas en Sevilla, Córdoba y Granada donde sus guías turísticos, grandes profesionales del sector, me mostrarían los mejores rincones, los paisajes más hechizados y los rincones más carismáticos de las tres ciudades andaluzas por antonomasia. Y la verdad es que no me decepcionaron en absoluto ¡sino todo lo contrario! ¡Eran verdaderamente unos grandes profesionales!

Andalucía enamora a quien la visita

Debo decir que Andalucía enamora a primera vista, son tantas las propuestas que tiene que cualquier turista o viajante se queda embelesado frente a ellas. Sus callejuelas en las que cohabitan las tres culturas de forma armónica y espléndida son dignas de interés. Personalmente, me dejó atónito la Alhambra de Granada, así como la magnificencia de la plaza de España en Sevilla. Al acercarse la semana santa, son muchas las personas que se irán para Sevilla para no perderse los pasos y las innumerables actividades previstas para esas fechas. Y la verdad, es que no es para nada de extrañar… Sevilla, tal y como lo dice la canción, tiene un sabor especial. Aparte de tratarse de la ciudad más poblada de Andalucía y de ser la cuarta de España, tiene además un amplio patrimonio monumental. Su casco antiguo es, por ejemplo, el más extenso de España. Entre sus monumentos más importantes se encuentran la Torre de Oro, el Archivo de Indias, el Alcázar, la Catedral y la Giralda, el espectacular Parque de María Luisa o la Plaza de España. ¡Unas auténticas maravillas! La riqueza patrimonial, cultural e histórica de Sevilla, capital y provincia a la vez, es impresionante. Y bueno… ¿qué decir de Granada? El paraíso oscuro de uno de nuestros más grandes poetas nacionales: Lorca.

Personalmente, es la que más me fascinó y encantó. En ella se encuentra la celebérrima Alhambra, una ciudad palatina andalusí formada por varios palacios, jardines y fortaleza que albergaba una verdadera ciudadela y que servía para alojar al monarca y a la corte del Reino Nazarí de Granada. Su interior y jardines son increíbles y de gran belleza, pero llama sobre todo la atención su peculiar localización y adaptación, todo ello integrado con la naturaleza. ¡Divino todo! Su Catedral, el Real Monasterio de San Jerónimo, la Alcazaba, la Cartuja o la Capilla Real de Granada son otros de los edificios que hay que ver sí o sí. Su Sierra Nevada, ideal para practicar deportes de nieve y montaña, es otro de los parajes en los que hay que pararse. Cádiz, es otra de las ciudades que hay que visitar obligatoriamente. Pues, se trata de una de las ciudades más antiguas de España, ya que fue fundada en 1100 a.C por los fenicios. Sus carnavales, gastronomía y el carácter generoso y alegre de los gaditanos son reconocidos y los tesoros que alberga en su seno son muchos y variados: la Torre de Tavira, la Plaza de las Flores, la Catedral, el Barrio del Pópulo o el Parque Genovés. De las demás provincias no puedo hablar ya que todavía no las conozco y por ello tengo una cita pendiente con Visitours para descubrirlas…