La mala situación de las carreteras españolas como consecuencia de la crisis

Hasta hace relativamente pocos años, España se posicionaba entre los primeros países con mejores carreteras en todo el mundo. Pero desde el comienzo de la crisis y los consecuentes recortes de las inversiones han provocado el descuido de las infraestructuras públicas. Desde que empezó la crisis, provocada por la mala práctica del gobierno y los bancos,  la lista de recortes no deja de crecer, y los afectados, como siempre, somos los mismos, el pueblo, la sociedad, el ciudadano y la ciudadana de a pie, que trabaja a diario y paga sus impuestos rigurosamente, las personas que nada saben de lujos, de yates, ni de tarjetas black. Entre los principales sectores que han sido víctimas en los últimos años de los recortes se encuentran los siguientes:

  • Ayudas sociales
  • Cooperación
  • Cultura
  • Dependencia
  • Educación
  • Energías renovables
  • Funcionarios y empleados públicos
  • Investigación y Desarrollo (I+D+i)
  • Justicia
  • Pensiones
  • Sanidad
  • Servicios públicos
  • Sindicatos

Las carreteras españolas  han sufrido un deterioro considerable, favorecido por la desidia de los políticos que han abandonado completamente el mantenimiento de las mismas. Este hecho, es una de las principales causas de accidentes de tráfico en España en los últimos años. Es evidente que la velocidad, las distracciones y en muchos casos, los índices de alcoholemia, son los principales factores causantes de accidentes de tráfico, pero también es verdad, que muchos de los accidentes de tráfico que se han venido sufriendo en los últimos años se deben principalmente a la precaria situación de las carreteras españolas.

No podemos hablar de seguridad vial sin mencionar a esta empresa de seguridad vial llamada Industrias Duero, que con el lema, Podemos, queremos y desarrollamos sistemas para salvar vidas, “nos importan las personas ”, llevan más de 60 años en el mercado en el sector siderometalúrgico, trabajando fundamentalmente en infraestructuras y sistemas de Seguridad Vial, protegiendo a las personas de los riesgos y poniendo freno a los accidentes en las carreteras de todo el mundo. Su objetivo es crear productos competitivos que den soluciones razonables y económicas a los problemas de las carreteras de cualquier país, y sin descuidar sus valores éticos, como son, seriedad, la calidad, el cuidado de su equipo, el compromiso con los ciudadanos y ciudadanas, intentando conseguir un futuro mejor para todos los individuos.

Mejora de la seguridad vial en el mundo

El número de accidentes, heridos hospitalizados, heridos no hospitalizados y víctimas mortales varía en función del tipo de tipo de que se trate. Por ejemplo, del pasado año 2015, tenemos los siguientes datos:

Accidentes con víctimas en carreteras españolas durante el año 2015

  • Autopista: 2398
  • Autovía: 8341
  • Vía convencional: 20.709
  • Camino vecinal: 1014
  • Vía de servicio: 127
  • Ramal de enlace: 237
  • Otros: 1642

A raíz de estos datos se hace evidente que las carreteras más descuidadas son, sin lugar a duda, las carreteras convencionales.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado una resolución para el mejoramiento de la seguridad vial en el mundo y proclama el período 2011-2020 “Decenio de Acción para la Seguridad Vial”, con el objetivo de estabilizar y, posteriormente, reducir las cifras previstas de víctimas mortales en accidentes de tránsito en todo el mundo aumentando las actividades en los planos nacional, regional y mundial  (Sexagésimo cuarto período de sesiones. Tema 46 del programa. Asamblea General de las Naciones Unidas)

Esta asamblea reconoce la enorme incidencia que los accidentes de tráfico en todo el mundo, que provocan anualmente unos 40 millones de muertos. Las consecuencias sociales y económicas de este hecho son evidentes, y podrían afectar al desarrollo sostenible de los países, por lo que esta asamblea aboga por la prevención como la única forma de frenar los accidentes de tráfico y las víctimas mortales o discapacitadas de por vida que éstos provocan.

El Servicio Mundial Para La Seguridad Vial Del Banco Mundial, cumple, en este sentido, una importante labor al financiar y prestar apoyo económico en vistas a favorecer la seguridad vial, así como para aumentar los recursos necesarios para solucionar los problemas de seguridad vial en los países con ingresos más bajos.

La campaña “Carreteras Seguras”,  es el instrumento de alcance mundial para generar una mayor conciencia y conseguir que aumenten los recursos dirigidos a la seguridad vial.

Deja un comentario