La recuperación del sector económico no afecta a todas las comunidades por igual

El crecimiento económico ha favorecido de manera significativa al sector inmobiliario, que poco a poco se está recuperando de la dura crisis económica, que fue especialmente dura con el sector. Esto, unido al aumento del índice de empleo, ha hecho recuperar la confianza a la población española. Y es que hasta este momento, la tendencia en los precios de venta y alquiler de inmuebles estaba a la baja, pero durante este 2017 el precio de la vivienda ha subido alrededor del 4%. Por lo tanto, este es un muy buen momento tanto para vender como para comprar una vivienda, aunque, en palabras de los expertos en análisis de renta y estudios de pisos, el momento adecuado depende de las circunstancias personales de cada cual, y de la finalidad de la transacción en concreto. Por ejemplo, no es lo mismo comprar una casa como vivienda propia, que como inversión, ya que en este caso, la propiedad debe ser adquirida en las zonas donde el crecimiento económico y la recuperación del sector inmobiliario es mayor.

Según las previsiones, el año 2017 se presenta cargado de posibilidades para el sector inmobiliario, que se ha recuperado de la crisis, aunque no en todas las ciudades por igual, siendo Madrid, Barcelona, Málaga o Valencia, las zonas que más han crecido,  y se espera aún mayor crecimiento, sobre todo en las zonas más prestigiosas y exclusivas. Pero en los en otras ciudades españolas, todavía se pueden encontrar precios más moderados. En este último caso, sería un buen momento para comprar, pero, ojo, no conviene esperar demasiado porque comenzarán a subir en poco tiempo.

Por otro lado, el elevado precio de los alquileres, coincidiendo con la recuperación del sector, ha hecho que muchas personas se están planteando seriamente la compra de un inmueble. Ese es el caso de Manuel, que nos dice que le han subido tanto el precio de su arrendamiento, que bien podía estar pagando la hipoteca de un piso nuevo, y que además serían suyo. No compensa, dice, hace unos años sí, pero ahora, es mejor comprar, desde luego es más barato.

Con este panorama no es de extrañar que inmobiliarias como Fresno, con más de 15 años de experiencia, realicen cada día más transacciones de compra venta de inmuebles, y cuente a día de hoy con 3 oficinas, dos en Madrid y una en Guadalajara.  Esta inmobiliaria se diferencia del resto por su filosofía de trabajo integral, acompañando a sus clientes en todo el recorrido que conlleva la compra, venta o alquiler de su vivienda. Y es que son conscientes de lo importante que es este proceso y que, probablemente, será la mayor inversión que una persona haga en mucho tiempo, por ello cuenta con un servicio de asesoría jurídica, administrativa, legal y fiscal para que en todo momento puedan actuar con total eficacia. Así mismo, cuentan  con un departamento de Marketing propio, que personaliza la campaña de promoción de cada vivienda. Ponen a disposición de sus clientes-vendedores una amplia cartera de compradores solventes y cualificados, para materializar la venta de su propiedad. Y para los que quieren comprar, la oportunidad de vivir la experiencia de gestionar de principio a fin, sin la menor preocupación, la compra más importante que se puede hacer en la vida.

Vivienda nueva o de segunda mano

Hace tan solo unos años, la mayoría de compradores se decantaba por la vivienda de segunda mano. Pero ahora mismo está ocurriendo exactamente todo lo contrario, algo a lo que sin duda tendrán que enfrentarse estos propietari@s de casas de segunda mano.  Y así nos lo confirman en Area Asesores, una empresa dedicada al asesoramiento y la consultoría inmobiliaria,  creada en 2005 y que a día de hoy goza de una gran proyección y reputación dentro del sector inmobiliario. A lo largo de estos años ha asesorado tanto a grandes compañías internacionales como a pequeñas y medianas empresas nacionales o locales. Su especialidad es el asesoramiento inmobiliario a empresas: industrial y logística, oficinas y retail. En este ámbito desarrollamos servicios de agencia (compra-venta y alquileres), consultoría e inversión, suelo y proyectos llave en mano y gestión de inmuebles.

El problema, es que si continúan subiendo los precios, muchas personas, entre ellas muchas jóvenes y con rentas media-bajas, no tendrán acceso a la compra de vivienda.