Las carreras de drones, una prueba más de la actual revolución tecnológica
26 mayo, 2017

Las carreras de drones, una prueba más de la actual revolución tecnológica

Recientemente se ha hecho viral el curioso caso de Álex Zamora, un niño de nueve años que se ha convertido en el campeón de España de carreras de drones. El caso de Álex no hace sino refrendar lo que se lleva mucho tiempo comentando: la tecnología continúa creciendo y ya forma parte de la vida de los más jóvenes. En el caso de las carreras de drones, también sirve para ofrecer un espectáculo digno de ver.

Este tipo de competiciones está en alza en España. Cada día son más los aficionados que acuden a diferentes recintos para disfrutar de carreras de drones cargadas de emoción, de adrenalina, de velocidad. Y es que todas estas sensaciones no son exclusivas de las carreras de motos o de coches.

En mi caso personal, comencé a mostrar atención por este tipo de carreras hace aproximadamente un año. Junto con un par de amigos, asistí a una de estas competiciones y quedé impresionado. Tanto que gracias a ello pude descubrir otro de los que ahora son mis grandes ‘hobbies’. Manejar un dron lo más hábilmente posible para tratar de batir a mis oponentes en una de esas carreras.

Sin embargo, no tenía demasiadas esperanzas en conseguirlo. En primer lugar, porque hacer las diabluras que hacen pilotos como Álex Zamora no es una tarea sencilla. Y, en segundo lugar, porque me parecía evidente que la adquisición de un dron se me iría de las manos en cuanto al aspecto económico se refiere. No obstante, estaba a punto de descubrir que quizá hubiera motivos para creer en que poseer mi propio dron no fuera una tarea tan sumamente complicada.

Dani, uno de los dos amigos con los que había acudido a aquella carrera de drones, me pasó a través de WhatsApp un enlace que conducía hasta la página web de una entidad llamada Modeltronic, encargada de la venta de todo tipo de dispositivos que funcionan con radio control. En el catálogo de aquella página web podíamos comprobar la presencia de una buena gama de drones. Drones que, además, se encontraban a la venta a un precio más que económico.

Tanto Dani como yo sabíamos que esa era nuestra gran oportunidad. Por eso decidimos contactar con los profesionales de Modeltronic y adquirir todavía más información acerca del tipo de productos con los que trabajaban. Nos comunicaron que algunos de sus modelos de drones eran óptimos para la participación en carreras como las que nos gustaban y, teniendo eso en cuenta junto con el precio al que podríamos adquirirlo, decidimos adquirir una unidad cada uno. Veíamos así cumplido uno de nuestros mayores sueños.

Compitiendo a un gran nivel

El pedido apenas tardó un par de días en llegar. En cuanto lo hizo, tanto Dani como yo comenzamos a manejar nuestros respectivos drones y a adoptar técnicas para optimizar su rendimiento. Era algo simplemente espectacular. Una maravilla tecnológica que sin duda alguna tendrá lugar entre los deportes del futuro.

En pocas semanas Dani y yo comenzamos a competir en algunos campeonatos provinciales para principiantes. Y lo cierto fue que competimos en un nivel más que aceptable para tan solo llevar unas cuantas semanas practicando con nuestros drones. Estábamos más que satisfechos con su adquisición y estamos firmemente convencidos de que en el futuro nuestro caché aumentará y podremos participar en campeonatos nacionales dando la talle y quién sabe si compitiendo con el todopoderoso Álex Zamora.

Lo que tenemos claro es que las carreras de drones tienen futuro y que nosotros, poco a poco, nos vamos ganando un hueco en el terreno. Aunque es imposible saber a día de hoy si este mundo se profesionalizará en algún momento, nosotros estamos en una posición franca para convertirnos en competidores profesionales si finalmente hay suerte. Y todo ello gracias a los drones que conseguimos en Modeltronic, una auténtica referencia en el sector.