Las compras vía online, un presente con un gran futuro

Desde hace unos años las compras vía online son una realidad que tenemos en nuestras vidas y es que, gracias al avance de la tecnología, hoy en día es posible comprar sin levantarnos de nuestro sofá, es por esto por lo que cada vez gana más adeptos este tipo de transacciones. Unas compras que hace tan solo unos años no eran siquiera un sueño y es que en nuestros días el avance de la tecnología va más deprisa de lo que nos imaginamos e incluso en ocasiones, no somos conscientes de lo que realmente está ocurriendo a nuestro alrededor.

Cuando hablamos de comercio electrónico nos referimos al término que también es conocido como e-commerce o lo que es lo mismo, electronic commerce en inglés, lengua más habitual en la red. Asimismo, aunque en menor medida también se le puede nombrar negocios por Internet o negocios online. Este tipo de transacción electrónica consiste en la compra y venta de diferentes productos o de servicios a través de medios electrónicos, principalmente a través de internet, aunque también es posible mediante otras redes informáticas.

Al inicio, el término se aplicaba de forma habitual a las transacciones que se realizaban mediante medios electrónicos tan comunes en la época como el Intercambio electrónico de datos. Sin embargo, con el nacimiento de internet y la World Wide Web (WWW) a mediados de la década de noventa, este término comenzó a mudar su uso y se destinó principalmente a la venta de bienes y servicios a través de internet, usando como forma de pago los diferentes medios electrónicos existentes tales como las tarjetas de crédito, débito, prepago o monedas virtuales como pueden ser los Bitcoins que están tan de moda a lo largo y ancho de todo el mundo.

Hoy en día podemos comprar de todo gracias a que la mayoría de las empresas del mundo ya operan de forma online y hasta estancos y farmacias se han sumado a este carro. Uno de los ejemplos de comercio electrónico mejor montado lo encontramos en la web de la Farmacia Nou Campanar de Valencia, una web clara que reúne todo lo que podemos necesitar de nuestra farmacia de modo online y con los precios más ajustados, es por ello por lo que son muchos los que se dan cita en su web para comprar los bienes que necesitan de parafarmacia.

Además, comprar vía web tiene multitud de ventajas que a continuación pasamos a enumerar:

  • No haremos colas para comprar, siempre tendremos lo que queremos, cuando queremos.
  • Tenemos acceso libre a tiendas y productos que estén en lugares remotos para nosotros.
  • Para pequeñas y medianas empresas supone una gran ventaja, puesto que no es necesario tener una tienda física para vender.
  • El punto anterior hace posible que no sea importante el lugar desde el cual se venda, puesto que con tener un servicio logístico es suficiente.
  • A lo largo y ancho de toda la red podemos encontrar multitud de opciones diferentes entre las que escoger.
  • Las tiendas online están disponibles 24 horas al día y siete días a la semana, por lo que compraremos cuando se nos antoje o cuando nos haga falta.
  • Nos otorga capacidad como usuarios para comprar y vender entre particulares.
  • Compra al momento de diferentes productos digitales para descargar, sean de pago o no, como software, libros electrónicos, música, películas, etc.

Por estos y otros muchos motivos por los cuales cada vez somos más en todo el mundo los que optamos por este tipo de compras a través de internet, tantos que uno de cada cuatro hogares de España compró a través de internet durante el año 2017, llegando a facturar más de 1.700 euros por hogar, lo que supone casi un cuatro por ciento más que el año anterior.

Desventajas de las compras online

Como todo en esta vida, no todo iban a ser ventajas y comprar a través de internet también tiene sus desventajas, las cuales, entre otras pasan por la incomodidad a la hora de realizar devoluciones, la dependencia absoluta de la red, el retraso de mínimo un día en la recepción de los productos que pidamos, dificultad para detectar estafas y otros costes adicionales como el envío, lo cual supone unos gastos que, dependiendo de la empresa, puede asumir el vendedor o el comprador.