Los triunfos del sector cervecero

Verano es la mejor época del año para disfrutar de la cerveza, y es que si en invierno lo que pide el cuerpo son las sopas y guisados que nos aportan temperatura, en verano el cuerpo pide bebidas frías que nos refresquen y nos quiten el calor de encima. Y no hay mejor bebida que haga esa función.

España es un país con una cultura cervecera bastante extendida, y así lo podemos ver con la gran variedad de marcas nacionales que existen, siendo algunas de las cuales referentes a nivel internacional. Esto no es más que una muestra de que en este país la cerveza tiene un hueco muy importante en la sociedad.

Además de un país con una gran cultura cervecera, España es un país en el que existen muchísimos bares. Esto refleja parte de la cultura española, en la que si tienes algún problema bajas a contarla al bar en lugar de guardarla, lo que te hace ver las cosas de otra manera y actuar en consecuencia.

Las empresas cerveceras en España son bastante conscientes de que a lo largo del territorio nacional los gustos son diferentes, y para saber contentar a todos crean diferentes recetas para intentar acercarse a otros públicos. Y es que algunas cervezas gustan más en unas zonas que en otras. Esto es algo que descubrí en Suiza, un país en el que el consumo de cerveza es legal desde los dieciséis años, y en el que cada ciudad suele tener su propia cerveza que no se vende más allá del cantón dónde se fabrica.

Para realizar una nueva producción se pueden llegar a invertir grandes cantidades de dinero en el caso de tener que invertir en nuevas máquinas. Boada Tecnología Ibérica SL es una empresa nacida en el 2008 y dedicada a la comercialización, innovación y fabricación de máquinas para hacer vino, cava, aceite, cerveza, sidra y sus respectivos accesorios, que destaca por innovar continuamente sus productos.

Gracias a los esfuerzos e inversiones de las empresas cerveceras se ha conseguido que el sector aumente sus beneficios, aumentando los volumen de cerveza comercializada durante el año dos mil diecisiete. Este año las cifras se prevén que aumenten porque hay un factor que lo cambia todo.

Nos referimos al mundial de futbol que se celebra en junio y julio en Rusia. El mundial de futbol hace que muchos aficionados se junten con amigos en las casas para ver los partidos de fútbol. Se han hecho virales los videos de los hombres diciéndoles a sus mujeres que ponían reglas para cuando estuviesen viendo los partidos.

El hecho de que las reuniones entre amigos son más frecuentes, y que mucha gente acude a los bares a ver los partidos, supone que el consumo de cerveza aumenta. Esto no hace más que beneficiar a un sector que sabe como adaptarse al paso de los tiempos, y reinventarse cuando hace falta.

Los datos que hacen presumir al sector cervecero

El sector cervecero vive un momento dulce en España y encadena dos años consecutivos con incrementos por encima del 3%. Tras registrar la mayor subida de la última década en 2016, con un crecimiento del 3,4% de las ventas, ha cerrado 2017 con un aumento del 3,8%, según datos provisionales de Cerveceros de España.

De ese modo, en términos de volumen las compañías cerveceras comercializaron un total de 35,70 M hl el año pasado, con un mayor aumento en el canal de hostelería que alcanzó los 19,84 M hl (+4,3%), aunque también repuntó el consumo en el hogar hasta los 15,86 M hl (+3,1%).

De nuevo, el sector se ha visto favorecido por la buena climatólogía, el crecimiento del turismo con otro año récord (82 M de turistas internacionales, un 8,9% más) y en hostelería los nuevos hábitos (premium, bajo contenido alcohólico, etc.) y momentos de consumo diurnos (aperitivo, afterwork, tardeo). Tal y como sostenía el último informe Nielsen 360º, referido a 2016.

El consumo de bebidas fuera del hogar creció en su conjunto un 6%, impulsado principalmente por las cervezas (+7%). Una tendencia que parece consolidarse, ya que hasta junio de 2017 el consumo diurno en horeca mejoró un 6%, de nuevo impulsado por el consumo de “las cañitas”, con un 8% de incremento, según la consultora.

Por trimestres, la tendencia alcista se mantuvo en los dos primeros del año y en el último, mientras que en el tercer trimestre -los meses de mayor consumo por su coincidencia con el verano- las ventas se mantuvieron más estables. Además, la categoría vive un dinamismo sin precedentes marcado por una mayor cultura cervecera, en la que la irrupción y el desarrollo de las cervezas artesanas ha sido un punto de inflexión.