Un chapuzón para refrescar las ideas

A vosotros no sé, pero a nosotros nos encanta irnos de fin de semana o de vacaciones toda la pandilla (somos 10 amigos de distintos puntos de España que estudiamos juntos de jóvenes) cuando se nos presenta la ocasión. La última escapada que hicimos fue durante el puente de mayo de este año en un pueblo de la sierra de Barcelona y nos lo pasamos genial. La casa rural era espléndida, disponía de todas las comodidades y accesorios indispensables para nuestro bienestar y para permitirnos pasar una excelente estancia.

Con ello, el entorno era esplendido y en el jardín de la casa había una espectacular piscina en la que, debido al buen tiempo que hizo, pudimos dar unas cuantas braceadas y varios chapuzones. Me llamó mucho la atención la forma tan peculiar y bonita de la piscina, ¡nunca había visto una similar! Por ello, le pregunté al dueño de la casa quiénes se la habían proporcionado. Amablemente, éste me contestó que se trataba de una empresa joven y dinámica que apostaba por la calidad y la innovación, luchando cada día por ofrecer los mejores productos. La sociedad en cuestión se llamaba Piscinas DTP, y los profesionales que la conformaban eran líderes en la fabricación, construcción y venta de piscinas prefabricadas de fibra, así como de otros productos transformados de poliéster. El buen hombre añadió que se decantó por ellos debido a la gama tan completa del mercado y a la línea exclusiva de colores que ofrecían, ya que había estado informándose e indagando en Internet y esta joven y atrevida empresa que disponía de una amplia red de venta de piscinas de poliéster en toda España así como en Francia, Portugal y Marruecos, fue la que más le convenció. Además, las piscinas estaban avaladas por las Certificaciones ISO de Calidad y Medio Ambiente de la Unión Europea, lo cual fue un detalle que también marcó la diferencia a la hora de su elección. Personalmente, yo creo que si un día tuviera la posibilidad de poder instalar una piscina en mi domicilio, acudiría sin pensármelo ni un segundo a estos profesionales por la calidad, modernidad y originalidad de los diseños que proponen…

La importancia y los múltiples beneficios de una buena amistad

Nosotros, a pesar de los años transcurridos desde la finalización de nuestros estudios, a pesar del alejamiento geográfico de algunos de nosotros, hemos intentado siempre, sin embargo, preservar nuestros lazos amistosos, porque la amistad en la vida de cada uno es muy importante y ofrece múltiples beneficios en distintos y diversos ámbitos. Todos tenemos más o menos nuestras vidas resueltas, con parejas e hijos, o no… Pero ello no nos impide reunirnos de vez en cuando para disfrutar de nuestras compañías y pasárnoslo fenomenal. ¡Nos reímos un mogollón juntos! Pues, estar con amigos impide estar solo, ya que la soledad es algo muy triste y terrible. Estos encuentros amistosos equilibran nuestras vidas y les dan un sentido muy importante y valioso.

Para mí, la amistad es más que un “vulgar encuentro entre personas”, puesto que ésta te permite crecer a nivel personal gracias a los puntos de vista, opiniones y observaciones de los demás. Poder confiar en alguien, desahogarte cuando más lo necesitas es, asimismo, liberador y pacificador. Hay que reconocer que una amistad verdadera es capaz de curar muchas heridas, es como si fuera una especie de medicina terapéutica. Gracias a ella y frente a la adversidad, te sientes más fuerte y acompañado. El hecho de ser querido nutre la autoestima personal y ofrece mucha felicidad, ¡hay que reconocerlo!, y los buenos amigos son capaces de dicha proeza. Nosotros cuando nos reunimos, nos encanta hablar de nuestras vidas presentes pero también nos gusta recordar momentos felices de antaño cuando todavía éramos tan niños, en todos los sentidos de la palabra…

Compartir esos dulces momentos con mis amigos me ayuda a combatir el estrés y me aporta paz y serenidad. Por otra parte, y creo que ello no me lo vais a negar, darse un buen chapuzón cuando aprieta el calor es uno de los mejores y deliciosos placeres en este bajo mundo que yo conozca y aprecie. ¿O no es así?