Servicios automovilísticos

Es innegable que el sector del automóvil, por mucho que caiga, jamás rozará números alarmantes, ni a nivel de producción ni a nivel de ventas o beneficios. Ahora bien, entiendo perfectamente la necesidad de “ecologizar” toda la flota automovilística incluso de innovar la base de este mercado.

Como empresaria me paso la mitad del año viajando y la mayoría de esos viajes son en automóvil. Es por eso por lo que me conozco los mejores servicios en cada provincia y,  a pesar de no ser experta, creo que ya tengo la suficiente experiencia e información como para poder dar una opinión lo suficientemente fundada para que se tenga en cuenta.

Normalmente me encuentro con dos problemas básicos en estos viajes: el aparcamiento y el alquiler del vehículo, así que me voy a centrar en estos dos aspectos.

Alquileres de Vehículos

Lo que no es normal es que te empresas de “rent a car” promocionen un tipo de contrato en Internet y otros medios de publicidad ofertando un vehículo de alquiler por un precio al día y luego, cuando ya hayas firmado el contrato se te informe de cosas como que tienes que pagar un seguro obligatorio del que no te habían dicho nada previamente o de que el alquiler no incluye desgaste de ruedas y otros consumibles que tienen un coste de un euro diario por cada uno de ellos. Al final, de pagar 50 euros/día acabas pagan 75 o 80 euros y nadie te había informado de ello.

Una de las pocas empresas con las que realmente estoy a gusto alquilando cualquier vehículo de su flota es Mouronte, en Lugo. Una lástima que no tengan sedes en otras provincias para poder recurrir a ellos siempre que me sea necesario. Sus profesionales, tras hacerte un presupuesto de coches y días, te dan un precio cerrado, sin sustos ni problemas, y el trato es exquisito.

Obviamente otra opción es el taxi, pero sólo te sale rentable cuando te mueves por ciudad y son trayectos cortos, si es así sí que prefiero llamar a RadioTaxi o Servitaxi porque resulta muy cómodo. Además, desde que estos últimos llevan puesta su radio de Madrid en directo el viaje me resulta más ameno, y como no he de conducir puedo ir leyendo los informes durante el viaje.

El aparcamiento

Cuando optas por la primera opción y es tu propio vehículo, o uno alquilado, el que llevas para moverte por la ciudad y sus alrededores, te surge el problema del aparcamiento. Obviamente no es lo mismo viajar por carretera que tener que desplazarte por el centro de las ciudades pero en ambos casos resulta agradable saber que puedes contar con algún tipo de aparcamiento privado. En la ciudad condal, siempre que la distancia me lo permite, suelo dejar el vehículo en este parking del centro de Barcelona pero, por desgracia, no todas las ciudades cuentan con algo así.

En Madrid, por ejemplo, los parkings privados cercanos al centro de la ciudad no tienen tarifas especiales para días completos y semanas, por lo que aparcar en ellos puede salirte por un ojo de la cara. Parking Centro Barcelona, en cambio, cobra 40 euros semanales por dejar allí el vehículo, un precio cerrado que nadie te incrementa al final del servicio.

Sea como sea, la realidad es que muchos de nosotros nos movemos en coches y otros vehículos de motor con demasiada asiduidad, al menos por mi parte, y no podemos estar dependiendo de unos y otros a la espera de que el servicio funcione correctamente. Ahora bien, como nunca van a dejar de ser necesarios, siempre van a seguir en funcionamiento todas estas empresas del sector que dejan bastante que desear y, de las cuales, sólo unas pocas se salvan.