Si hace unos años ya estábamos todos conectados de alguna manera y las acciones que hacía alguien en Barcelona podían notarse en Estambul ahora esta situación se ha multiplicado por mil debido a las nuevas tecnologías y a las redes sociales. Estamos enredados, interconectados entre todos y esto puede ser tan positivo o negativo como queramos que sea. Podemos llamar a la masa, podemos apoyarnos los unos a los otros, podemos mostrarnos nuevos caminos o arrancar baches del camino para que otros puedan pasar sin dificultad. Hablemos de políticas sociales, de noticias en las redes, de economía familiar, de formación e incluso de tendencias sociales.

Deja un comentario