Encuentra tu equipamiento deportivo con Marians Sport
22 noviembre, 2016

Encuentra tu equipamiento deportivo con Marians Sport

En nuestro país el mundo del deporte mueve una cantidad de dinero que muy pocos podrían imaginarse. España posee la mejor liga del mundo en deportes como fútbol o fútbol sala y la mejor liga de Europa en cuanto al baloncesto se refiere. Además, deportes como el balonmano o el tenis también poseen su tradición en el interior de nuestras fronteras. Todo ello se traduce en ingresos de todo tipo, puesto que el deporte es una verdadera máquina de generar beneficios en una amplísima red de negocios.

Uno de esos negocios es la venta de ropa deportiva. A causa de lo arraigado que tenemos en España el mundo del deporte, es mucha gente la que de manera profesional o amateur lo practica. Así las cosas, raro es el día en el que no nos cruzamos a alguien haciendo ‘running’ o en el que vemos una cancha de baloncesto vacía.

En mi caso particular, hace algunos años comencé a prestar especial atención al fútbol sala. Crecí viendo este deporte en la televisión e idolatrando a figuras como Luis Amado, Kike Boned, Andreu Linares o Wilde, los grandes iconos de la Liga Nacional de Fútbol Sala de la pasada década (y en alguno de estos casos de la presente década). Esto me marcó y desde entonces empecé a pensar en practicarlo.

La idea era muy buena. Hacer ejercicio siempre viene muy bien y cuando se trata de un deporte como este, en el que hay que ser habilidoso, rápido, técnico y entregado durante los cuarenta minutos que dura un partido, los beneficios para el cuerpo son simplemente únicos. Sin embargo, si no contamos con el material adecuado para practicarlo podemos sufrir una serie de desventajas que serán tremendamente perjudiciales para nuestra salud física.

Al principio solía jugar con ropa deportiva normal: unas zapatillas de correr y unos pantalones cortos y camiseta cualesquiera. Como consecuencia (y me refiero al calzado que portaba) la zapatilla no se agarraba a la madera del parquet de la cancha y mis rodillas sufrían una auténtica barbaridad. Recuerdo que después de cada partido con los amigos solía llegar a casa bastante magullado y recuperarme me costaba varios días.

Uno de los amigos con los que iba a jugar me recomendó que me hiciera con ropa adecuada para la práctica de este deporte. Aunque principalmente se refería a las zapatillas, yo sabía que me hacía falta un buen kid para jugar al fútbol sala: no solo las zapatillas, sino también medias y espinilleras.

Me lancé a por este tipo de prendas en Internet. No tardé en descubrir una página web dedicada a la venta de estos artículos y otros muchos otros referidos al mundo del deporte: www.marianssport.com. Ahí pude encontrar todo lo que necesitaba para mejorar mis prestaciones como jugador amateur de fútbol sala y, sobre todo, para mantener mi salud física después de cada partido. Me compré las zapatillas, las medias y las espinilleras. Y como el precio era bastante atractivo, también me compré la equipación del Inter Movistar, mi equipo preferido.

Y a disfrutar del ‘fútsal’ a tope

Con mis nuevas armas noté un cambio a mejor que terminó por engancharme a la práctica del fútbol sala. Al término de los partidos empecé a notar que los dolores de rodilla se esfumaban y que había ganado en seguridad puesto que la zapatilla se agarraba a la madera, lo que disminuye los riesgos de resbalarse y de sufrir una caída con terribles consecuencias.

Llevo bastantes años practicando un juego como este y lo cierto es que cada día me apasiona más. Tengo 23 años y he podido incluso federarme y competir en la Tercera División Nacional, que es la cuarta categoría en orden de importancia aquí en España. Encontrar una tienda como Marians Sport me abrió la puerta de ello, permitiéndome encontrar ese equipamiento que necesitaba a un precio asequible y haciendo que por tanto jugar al fútbol sala no fuera un hobby demasiado caro. Y estoy muy agradecido por ello.