Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo son las oposiciones del CNP?

shutterstock_2165376247(FILEminimizer)

Todos hemos pensado alguna vez lo que sería presentarnos a alguna oposición para, si tenemos un poco de suerte, poder convertirnos en funcionarios y tener la tranquilidad absoluta de un puesto fijo para lo que nos queda de vida. De hecho, hay un sinfín de oposiciones diferentes (Correos, de educación, de sanidad…), todas ellas con sus respectivos temarios, sus propios requisitos y su metodología diferente en los exámenes.

Por ello, vamos a dedicar el artículo de hoy a enseñarte a escoger una buena academia para prepararte las oposiciones al CNP.

 

¿Qué es el CNP?

El CNP son las siglas correspondientes al Cuerpo Nacional de Policía. Son, en el sentido más estricto y literal de la palabra, las oposiciones que hemos de pasar para poder convertirnos en policía.

¿Quién no ha soñado alguna vez con ser super héroes en la vida real, en poder ser esas personas que acuden los primeros a una catástrofe para socorrer al débil y para capturar a la mala persona que está haciéndole daño a personas indefensas? Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos pensado en convertirnos en esos ángeles vestidos de azul, en poder llevar esa placa y acabar con todos los males del mundo.

Su labor es muy simple: persigue el crimen y protege al ciudadano. Y, por lo que puede leerse en las estadísticas sobre el descenso del crimen los últimos años (que puedes buscar por ti mismo en Google), su efectividad se hace notar cada vez más. De hecho, has de saber que, dentro de la misma policía, existe un organigrama bastante amplio y complejo para categorizar sus operativos y lo que debe hacer cada uno: desde los Z (que son los patrulleros que protegen las calles) hasta los antidisturbios y los antidroga.

Existe una diversa variedad de efectivos dentro del CNP que se encarga cada uno de una cosa, lo que hace que la seguridad de nuestro país esté en buenas manos.

 

¿Cómo entro en el CNP?

Lo primero que has de saber es que existen una serie de requisitos que has de cumplir antes de plantearte si presentarte a estas duras oposiciones o no. También has de saber que existen una serie de exclusiones médicas a las que debes estar atento para comprobar si eres apto para entrar al cuerpo o no. Puedes ojear ambas cosas en la web específica de la policía para opositores.

Por desgracia, cientos de personas que tienen el sueño de convertirse en policía han tenido que olvidarse de su sueño por algo tan nimio como medir dos centímetros menos de la cuenta o por, simplemente, tener una graduación diferente (cosa que se puede arreglar con una operación, algo que cada vez está más demandado entre posibles opositores jóvenes).

Una vez hayas comprobado que puedes opositar sin problemas, empieza el proceso:

Primero y, antes que nada, has de pasar la parte teórica de la oposición.

 

  • PRIMERA PRUEBA (APTITUD FÍSICA)

 Son tres ejercicios físicos que vas a tener que superar para poder acceder a la siguiente prueba. Has de saber que son diferentes para hombres y mujeres (en tiempos, sobre todo). Se valorará con una puntuación de 0 a 10, siendo un 5 lo mínimo que debes conseguir para superar esta prueba.

  • Primero habrás de superar un circuito de agilidad, y deberás superarlo en el tiempo específico para ello. Como hemos mencionado con anterioridad, ese tiempo es diferente para hombres y mujeres.
  • Segundo, barra. Los hombres deberán de realizar una serie de dominadas (a mayor número, mayor puntuación), y las mujeres deberán suspender los brazos y aguantar su propio peso (a mayor tiempo resistan, mayor puntuación obtendrán).
  • Tercera y última, carrera de 1000m en una pista deportiva. Hombres y mujeres tienen tiempos distintos, siendo la del hombre en menor tiempo que la de las mujeres.

 

  • SEGUNDA PRUEBA (DE CONOCIMIENTOS Y ORTOGRAFÍA)

 Consiste en dos pruebas, y su resultado se valorará como apto o no apto.

  • Primero, test de 100 preguntas en 50 minutos tipo test sobre un total de 45 temas de diversa índole (específicos y generales).
  • Segundo, ortografía. También tipo test y sobre conocimientos generales gramaticales y de vocabulario sobre la lengua española.
  • Es importante que sepas que has de disponer de un temario actualizado. Esto es así porque las leyes cambian con el paso de los años, y varios de los temas que tendrás que estudiar son de leyes. Es conveniente que vayas lo más actualizado posible.
  • De hecho, hay quieres hacen sus propios temarios. No obstante, desde Inopol nos aconsejan que es mejor acudir a academias que hagan temarios específicos, porque están atentos a los cambios de las leyes, que hacerlo por ti mismo, porque en internet hay TANTA información que puedes salir perjudicado.

 

  • TERCERA PRUEBA

 Tres pruebas independientes:

  • Reconocimiento médico. Un tribunal médico te estudiará y calificará si eres apto, según las exclusiones médicas, para entrar al CNP o no. Has de pasar esta prueba para seguir a la siguiente y su resultado deberá ser apto o no apto.
  • Entrevista personal, la prueba qué más miedo da por excelencia. En ella, te enfrentarás a un tribunal entrevistador compuesto por un psicólogo y uno o dos miembros de alto cargo del CNP. Tras realizar previamente un cuestionario de información biográfica y un CV, serás expuesto ante ellos y te harán preguntas en relación a ellos. Además, te harán supuestos verbales que tú habrás de responder con la mayor claridad posible. Es, básicamente, una toma de contacto en la que valorarán si eres apto o no para entrar a formar parte del CNP psicológicamente
  • Psicotécnicos. Son varios test de secuencias numéricas, lógica, ortografía… que deberás superar. Son una prueba de inteligencia y lógica que demostrará cómo es tu inteligencia para formar parte del CNP. Habrán de salir tantos aptos como plazas hay para la convocatoria.

Tras esto, si resultas apto en todo, ¡enhorabuena! Has entrado en el CNP. Pero no acaba ahí: ahora te enfrentarás a la formación de campo en la Academia de Policía de Ávila.

En ella acudirás a clases, te formarán físicamente… y un largo etcétera que deberás pasar para entrar oficialmente al cuerpo nacional de policía.

Y, ante todo… ¡buena suerte, opositor! Se trata de tener paciencia, esforzarse mucho, y no darse por vencido si, las primeras veces, suspendes. ¡NUNCA te rindas!

Matenete informado

Subscribite a nuestro boletin informativo

Comparte este post con tus amigos