Descubre por qué las empresas se están uniendo al fitness corporativo

Una de las tendencias en el mundo empresarial de hoy en día es el fitness corporativo y son cada vez más las empresas que se están uniendo a él, debido a los múltiples beneficios que le ofrecen a sus trabajadores y al rendimiento de los mismos en sus puestos de trabajo. Si quieres saber de que se trata y como puedes unirte tú a la tendencia, sigue leyendo.

¿Qué es el fitness corporativo?

Hoy en día las empresas entienden que la salud física y mental y la satisfacción de sus empleados con sus puestos de trabajo son pieza clave en la productividad de los mismos, la mejora en el rendimiento y la obtención de los resultados y objetivos planteados, por los que se han avocado a destinar recursos, tiempo y dinero en trabajar para ofrecer ambientes laborales propicios para mantener a sus equipos felices.

El fitness corporativo es una de estas medidas, por medio de la que se busca que se mejora la salud y la condición física de los miembros de la empresa, por ejemplo, acondicionando un gimnasio en la oficina.

Esto pensando porque en la mayoría de las empresas los empleados pasan su jornada laboral completa sentados frente a un ordenador y que se debe ayudar a que mejoren su ergonomía y que no caigan en el sedentarismo. Así, el principal problema del trabajador para hacerlo en su tiempo libre es justamente el poco tiempo libre que tienen y la cercanía de los gimnasios a sus centro de trabajo y sus hogares lo cual  a veces hace imposible que le dediquen la hora recomendada al día a esta actividad. Por el contrario, tener un gimnasio dentro de nuestro lugar de trabajo permite acceder al ejercicio en cualquier momento libre y de forma rápida y cómoda.

Beneficios del fitness corporativo

Sport and Balance, especialistas en servicios de wellness corporativo, nos comentan los principales beneficios de implementar un gimnasio en la oficina:

  • Aumenta el bienestar, la salud y la motivación de los empleados. Los problemas de ergonomía y sedentarismo a la larga terminan afectando el desempeño y la productividad de los trabajadores. Por el contrario, hacer deporte de forma constante y mantener sus cuerpos activos, les mantendrá sanos, contentos y más motivados. Esto también porque sentirán que están en una empresa que se preocupa por su bienestar y su salud.
  • Reduce el estrés de los trabajadores. El ejercicio ayuda a disminuir tensiones y los niveles de estrés como si de un relajante natural se tratara.
  • Disminuye los costes económicos que las empresas invierten en bajas y permisos. Si un empleado esta más sano, no pedirá bajas.
  • Mejora la productividad del equipo de trabajo. la práctica de actividad física ayuda a estar más activo, despierto y receptivo.
  • Mejoran el humor de los trabajadores. El ejercicio hace que segreguemos ciertas hormonas que nos dan un sentimiento de satisfacción y agrado, por lo que nuestro humor mejora y por lo tanto la forma en la que nos relacionamos con otras personas y como reaccionamos ante el estrés y los inconvenientes.

Cómo montar un gimnasio en tu empresa

Ya estás convencido de que tienes que montar un gimnasio en tu empresa para gozar de todos esos beneficios que te hemos contado.

Par ello, deberás evaluar tu presupuesto y tomar decisiones adecuadas a él. Por ejemplo, con habilitar un área amplia para colocar un set de máquinas fitness, permitirás que tus empleados hagan la actividad física necesaria y te servirá para desarrollar eventos y actividades que permitan utilizar al deporte como un entretenimiento para tus trabajadores y una forma de crear unión de equipo. Además, Sport and Balance te recomienda:

  1. Evalúa la viabilidad del proyecto. Al momento de estudiar el proyecto y ver si en términos de espacio y presupuesto es algo viable, también debes asegurarte que tus empleados estarán interesados y querrán utilizar el gimnasio.
  2. Elige el espacio, las infraestructuras y el equipamiento adecuado. Luego de comprobar la viabilidad del producto y saber a ciencia cierta con cuanto presupuesto cuentas, deberás pasar a delimitar el espacio, escoger las maquinas que mejor le servirán a tus trabajadores y acondicionar el espacio con áreas para el vestuario, estiramientos, cardio y musculación, entre otras facilidades.
  3. Vuélvelo operativo. Una vez el gimnasio esté listo, debes invitar y motivar a tus empleados a utilizarlo, siempre cumpliendo con ciertas normas u horarios para su efectividad, y crear actividades que potencien el área, como por ejemplo pueden ser competencias, clases de spinning, yoga, bailoterapia, etc.