El caso iDental muestra que las estafas están a la orden del día

Cada cierto tiempo sale a la luz uno de esos fraudes que hacen temblar a ciudadanos e instituciones públicas. Existen ciertos individuos en la sociedad que a través de estructuras empresariales buscan lucrarse hasta la saciedad a través de la venta de productos o servicios que no tienen ningún valor, y que como hablaremos en el artículo de hoy, pueden dañar la salud.

En España tenemos un precedente muy doloroso que avanza de que va el fraude del que vamos a hablar hoy. En 1981 se produjo la muerte de 1.100 personas, y el envenenamiento de alrededor de 60.000 afectados, como consecuencia de un manejo responsable y criminal del aceite de colza. Estas muertes y envenenamientos se produjeron como consecuencia de la venta de aceite de colza desnaturalizado, que se vendía como aceite de oliva en la venta ambulante. Cuando se juzgó a los responsables se interpusieron penas mucho más bajas de las que el fiscal había pedido por no considerarse la existencia de delito de homicidio.

En 2015 nació una cadena de clínicas dentales llamada iDental, que con el eslogan “dentistas con corazón” pretendían democratizar los servicios bucodentales. Estas clínicas dentales inflaban los precios diciendo que era el valor de mercado, pero los reducían de que obtenían subvenciones de la administración pública, lo que era una mentira.

Entre abril y julio de este año, según Confilegal, empezaron a cerrar las macroclínicas odontológicas a lo largo de España, dejando a los afectados con los tratamientos a medio sin acabar. Además, muchos de los clientes habían financiado los servicios, y se han quedado con una deuda por unos servicios que no han sido prestados. Para más inri, muchas de las personas que firmaban estos contratos pensaban que firmaban los papeles para tramitar las ayudas que promocionaban, y no la financiación.

Pero la realidad era que desde el primer día se mostró que la historia de la clínica dental con objetivos sociales no tenía nada de normal, según un artículo del periódico 20 Minutos. Muchos clientes comentan que los tratamientos eran cuantificados por los comerciales, y no por los dentistas. Estos comerciales eran los que con técnicas de venta agresivas incitaban a la firma de los contratos de financiación.

Bajo todo esto nos encontramos con una clínica dental que ponía implantes dentales de mala calidad, los pacientes eran atendidos en multitud de ocasiones por dentistas diferentes dado que la empresa no pagaba a los trabajadores debido a que el dinero ganado se iba por otro sitio que todavía se desconoce.

Las comunidades autónomas hablan

Actualmente nos encontramos ante una situación, que, tras el paso de los meses, no ha prosperado lo rápido que debería. Pero se está trabajando en ello, ya que Por primera vez un magistrado ha organizado una reunión con los Gobiernos regionales, fiscalía y el Ministerio de Justicia, con el fin de coordinar la actuación ante el macroproceso que está en marcha.

Pero mientras tanto hay más de 400.000 afectados, y entre las comunidades con usuarios más afectados está la Comunidad Valenciana con más de 200.00 perjudicados, Andalucía con 90.000 perjudicados o Cataluña con 42.000 afectados. Aunque estos son datos aproximados, ya que otra de las tareas que hay en marcha es identificar a los afectados.

El País comenta que, el magistrado de Instrucción número 5, José de la Mata, ha decidido también crear una oficina específica para la causa iDental, desde donde se coordinará la información e investigación. Se destinarán así recursos específicos para este macroproceso, destinando los recursos necesarios para la investigación.

Para acabar con el artículo de hoy, vamos a llegar a una conclusión para nuestros lectores, y es que las ofertas en salud bucal deben de cogerse con pinzas. En el campo de la salud no se puede poner límites a la precaución, ya que como en estos casos podemos estar detrás de estafas como la de iDental.

Para no fallar debemos confiar en clínicas dentales con sellos de calidad o que estén bajo el paraguas de una organización. Una organización de dentistas muy válida es Dentistas COE, una alianza profesional que ha aunado a los mejores profesionales del sector en un mismo directorio para ofrecer la mejor calidad en los servicios de todos los tratamientos con el fin de que cualquier paciente o usuario pueda localizar al profesional que necesita en su provincia o ciudad.