La importancia del reciclaje en las cajas de cartón

La importancia del reciclaje en las cajas de cartón es evidente. El reciclaje cada vez está más presente en nuestras vidas. Hablamos de que es una manera de proteger como es debido nuestro planeta, además de que podemos ahorrar energía y ayuda a preservar nuestros recursos naturales, reduciéndose la contaminación así como frenando la desforestación y ayudando a cuidar nuestro planeta. Hay que cuidar al máximo la naturaleza y no destruirlo para que así las generaciones próximas puedan recibirlo en inmejorables condiciones.

Todos podemos contribuir de forma decisiva al cuidado de nuestro planeta. Una de las más efectivas es reciclar los desperdicios que hagamos de forma separada, donde podremos colocar por una parte los restos orgánicos en basura “normal” y en el amarillo los plásticos y envases.  Después en el verde deben estar los vidrios y en el azul el papel y el cartón.

Podemos echar en el que se ocupa de la recogida de los aceites el aceite usado y en los ecoparques los aparatos eléctricos. En las urnas de recogida de pilas y baterías estos elementos que tanta contaminación generan.

De los actos que más beneficios generan en el medio ambiente podemos hablar del reciclaje de las cajas de cartón. Hablamos de un elemento de lo más habitual en nuestra vida y con lo que se puede ahorrar mucho.

No olvidemos que tanto los papeles como las cajas de cartón que se acumulan en casa son uno de cada cuatro resto que, si nos centramos en el cartón, se le puede llegar a dar siete vidas más después de un primer uso sin que en el proceso de reciclaje se puedan perder propiedades, calidad o resistencia a este material.

A las personas que no hacen esto, seguro que les va a parecer increíble el hecho de que se dividan los residuos en diferentes cubos de la basura, pero es algo que no cuesta esfuerzo, en especial si se tiene en consideración los grandes beneficios que podemos lograr con todo ello.

Más concretamente, tanto el papel como el cartón que se acumula en el hogar solo es necesario que lo acerquemos a los contenedores de color azul. Si hablamos de desperdicio de tipo profesional, se pueden llevar las cajas de cartón o los embalajes al contenedor azul, aproximándolo si tenemos grandes cantidades a las plantas en las que se desarrolla el tratamiento.

Es justo ahí donde se tritura el cartón y el papel mediante agua, calentándose la mezcla resultante y compactándose buscando una pasta que va a pasar por unos rodillos, secándose y transformándose en un cartón ideal para ser utilizado nuevamente.

Ventajas del reciclaje de las cajas de cartón

El reciclaje de cartón permite ahorrar madera. Para obtener una tonelada de papel debemos conseguir 3,3 toneladas de madera, un gasto que sin duda azota a nuestro planeta mediante se produce la desforestación, lo que supone una serie de consecuencias para multitud de animales que viven en esos bosques que padecen la desforestación.

Cuando se reciclan las cajas de cartón no debemos olvidar que se puede ahorrar toda la energía gastada en el momento de la tala y los procesos en que se fabrica el papel nuevamente.

De igual forma, es importante hablar del gran impacto que tiene el que se contamine el agua, la desforestación y la fabricación de papel de nuevo.

En otro sentido, cuando se recicla cartón, lo que ocurre es que se libera espacio en los vertederos, lo que reduce de manera notable la cantidad de residuos que se acumulan en estos sitios.

No olvidemos que la industria lo que hace es vivir del reciclado y de la propia transformación y venta de cajas de cartón reciclado y del papel ecológico.

La importancia del embalaje de cartón

Pensemos también en que cada vez es más necesario el embalaje de cartón. Una opción que nos aseguran desde grupomimo.com que crece año tras año, pues a nadie se le escapa el gran crecimiento que está teniendo el envío de mercancía y compras a los domicilios, siendo esta forma de envío una de las más populares y exitosas.

Hay que aprovechar para tener siempre en mente que reciclar ayuda a que se pueda seguir produciendo y fabricando cajas de cartón sin dañar al medio ambiente y haciendo posible que todo sea más sostenible.

La sensibilidad a este respecto ha crecido de manera importante y hay que sacarle el máximo partido, de tal manera que nuestro planeta pueda seguir dándonos todo lo necesario para vivir nosotros y las generaciones venideras.