A partir de ahora así será la vida después del Coronavirus

Los medios de comunicación nos cuentan muchos datos sobre el coronavirus. Nos dicen el número de muertos, de recuperados y de contagios. También nos dicen que Europa ya amenaza a España con unos datos de recesión para echarse a temblar. Sin embargo, nosotros queremos centrarnos en cómo será nuestra vida después de la pandemia. Ya has comprobado que ha cambiado, al ir a hacer la compra o querer montar en un transporte público. Pero a partir de ahora lo hará mucho más.  Toma nota.

Las visitas al dentista

Algo tan común y sencillo como ir al dentista será ya más raro. Como antes tendrás que pedir cita previa. Lo primero que nos harán es recibir con unas medidas higiénicas de campeonato. Limpieza en los zapatos, en manos y una mascarilla si estás en la sala de espera. Luego el profesional se pondrá una mascarilla. Y podrás comprobar cómo todo el material estará envuelto en film. Unas medidas que ya se han puesto en marcha en siversas clínicas, al y como nos cuentan los especialistas en implantes dentales en Toledo de Clínica ZM donde aseguran que no ha supuesto ningún problema ya que la seguridad siempre ha estado presente en este gremio.

Ir de compras

Lo de ir de compras es algo que nos encanta en España, pero a partir de ahora será diferente. Habrá que hacerse a la idea de que vamos a usar mascarillas, guantes y geles desinfectantes. Además tenemos que mantener el distanciamiento social de entre uno y dos metros. También habrá un acceso controlado en los locales más grandes y los probadores, son algunas de las medidas de seguridad en la desescalada a las que habrá que adaptarse para ir comprar ropa u otros objetos.

  • Las tiendas deberán desinfectar las prendas que se prueben o se devuelvan tras probarse
  • Se deje la pieza de ropa sin usar durante 48 horas al llegar a casa
  • Los médicos apuntan que no es imprescindible lavar la ropa antes de estrenarla.

En el supermercado

Seguro que ya has ido varias veces a comprar al supermercado y has comprobado los cambios. Primero, habrá límite de aforo, por lo tanto te tocará esperar a la puerta. En algunos momentos las colas pueden ser desquiciantes. Una vez dentro lo que tienes que hacer es ir con mascarilla y con guantes. Además tendrán gel para desinfectar tus manos.

La compra la podrás hacer como siempre, pero seguro que ves algunos cambios. A la hora de comprar en pescadería o carnicería tendrás que esperar tu turno (como siempre) pero detrás de una línea de seguridad. Lo mejor es que se mantenga la distancia de seguridad y si es posible acudir de uno en uno.

En el gimnasio

La Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) ha elaborado una propuesta de 4 folios detallando las medidas de reapertura de centros deportivos y gimnasios tras la COVID-19. Si te gusta ir al gimnasio, ten en cuenta estos detalles.

  • Eliminar la huella o cualquier otro contacto físico en los controles de acceso
  • Recomendar el pago con tarjeta para evitar el contacto con monedas y billetes
  • Reducir el aforo de los vestuarios en un 50%, para facilitar una distancia mínima entre personas de 1,5 metros.
  • En el caso de las duchas, alternar duchas con distancias mínimas de 1,5 metros. Se recomienda a los usuarios evitar ducharse en la instalación.

 

En la piscina

El  objetivo  de  estas  medidas  es  mantener  un  adecuado  nivel  de  higiene  en  las  instalaciones  y  un  correcto  tratamiento  del  agua  para  asegurar  que  la  piscina  sea  un  lugar seguro tras su apertura. No  hay  evidencia  de  que  el  virus  que  causa  COVID-19  pueda  transmitirse  a  las  personas a través del agua en piscinas, jacuzzis o spas.

  • El  acceso  de  los  usuarios  a  las  instalaciones  se  realizará  teniendo  en  cuenta  su  aforo  y  siempre  respetando  la  posibilidad  de  que  dentro  de  la  misma  se  asegure  una distancia preventiva mínima de al menos 2 metros.
  • Se  propone  como  medida  restrictiva  de  aforo  al  menos  doblar  la  superficie  por  persona  en  los  espacios  al  aire  libre  y  triplicarla  en  los  espacios  cubiertos.
  • La venta de abonos y entradas debe limitarse proporcionalmente al aforo
  • Reorganizar el aparcamiento  de   la   instalación   de   manera   que   se   asegure   la   distancia mínima de seguridad de 2 metros
  • Si  la  instalación  lo  permite,  utilizar  una  puerta  de  entrada  y  otra  de  salida  para  intentar evitar al máximo los cruces.

Muchos más problemas habrá a la hora de organizar las piscinas comunitarias. La normativa dice que para acudir a la piscina «se debe obtener cita previa y organizar horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación». Algo que en una comunidad de vecinos se puede convertir en un caos. Y es que son muchos niños y familias que querrán ir todos los días. ¿Quién lo controla? En caso de que exista la figura del socorrista, lo hará él, pero está claro que será un arduo trabajo.

Y habrá un problema con el espacio. Y es que si se marcan áreas de uso reservado para cada persona y se reserva zona para el acceso y de paso, el espacio disponible se reduce de tal forma que el aforo real puede ser muy inferior al obligatorio. La Orden recoge que previamente a la apertura, se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como pueden ser vestuarios o baños. La cosa no pinta nada bien y se avecinan riñas vecinales.

Ya has visto algunos de los puntos más básicos de nuestra vida que va a cambiar, pero hay muchos más. Otro día hablaremos de la nueva forma de viajar en medios de transporte público, en aviones, la realización de conciertos, la entrada a acontecimientos deportivos, y uno de los puntos más importantes, y sobre los cuales hay muchas dudas, el regreso a la aulas de los niños. La verdad es que hay que prepararse porque el coronavirus nos ha dado una vuelta tremenda a nuestra forma de vida.