Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consejos para mejorar la optimización del teletrabajo

shutterstock_604899230(FILEminimizer)

El teletrabajo ha llegado para quedarse, hace unos años la mayoría de los españoles comenzaron a trabajar desde casa. Todos los teletrabajadores deben averiguar dónde trabajar, cuándo trabajar, y cómo crear límites entre la vida personal y el trabajo.

Es fundamental establecer una rutina, pero también disponer de un espacio que te permita mantener una postura correcta frente al ordenador. Esta parte del cuerpo es la que más sufre durante la jornada laboral, por eso es muy importante cuidarla y seguir la recomendaciones de los profesionales.

Gracias a las nuevas tecnologías se puede mejorar la productividad en el teletrabajo y facilita la conciliación familiar. Otra de las ventajas del teletrabajo es que es posible reducir gastos, como la gasolina y también el estrés que conlleva los atascos.

Para realizar una buena labor de teletrabajo es necesario la organización, diferenciar el trabajo laboral del trabajo personal, marcar una rutina y un horario. Los consejos principales para teletrabajar son:

Planificación

Crea una rutina y planifica tus tareas. Gestiona el tiempo y al tener más independencia para tomar más decisiones, tienes que tener más autonomía y ser disciplinado.

Marcar una rutina de trabajo

Es aconsejable definir un horario con las actividades que vamos a realizar durante el día como, por ejemplo, las presentaciones, las reuniones o las videollamadas.

Conocer la energía

En las distintas etapas del día, no tienes la misma energía, ni la misma concentración, ya que por la noche estás más cansado. Es muy importante realizar las tareas que menos te gustan por las mañanas o cuando te encuentras mejor, y realizar las menos difíciles por la tarde, porque tu rendimiento es más bajo, por cansancio o acumulación.

Gestionar las emociones

Intenta gestionar tus emociones y mantener un estado de ánimo positivo, para aumentar el rendimiento.

Respeta los descansos

Para relajar la musculatura y la mente debes hacer descansos cada hora. Intenta levantarte, andar o realizar algún ejercicio básico.

Descansa unos minutos para comenzar con la nueva actividad, también puedes hacer estiramientos o una práctica de Mindfulness. Crear estos espacios de descanso mejora la memoria, la concentración y el bienestar.

Evitar las labores domésticas

Si te encuentras en el horario laboral debes evitar las distracciones domésticas, como poner la lavadora o limpiar, ya que estas actividades afectan tu ritmo de trabajo.

La importancia del espacio

Es muy importante el espacio de trabajo para la productividad, y la separación entre la vida profesional y personal. Necesitas un espacio aislado, sin ruidos y donde concentrarte. Allí puedes disponer de todos los elementos importantes para trabajar como el teléfono, ordenador, papeles…

Coworking

Si tienes que reunirte con clientes o inversores es aconsejable que optes por el coworking, es decir, un espacio en el que trabajan diferentes profesionales.

Además, en estos espacios no hay horarios, puedes entrar y salir cuando quieras. Los profesionales de Mitre Worspace explican que es importante alquilar un despacho, para mejorar tu imagen profesional.

Aislamiento

«Al no compartirse el tiempo profesional con otros compañeros. Existe el riesgo de desvinculación y de que puedan aparecer problemas psicosociales derivados del trabajo en soledad», explica la Asociación Española de Expertos en la Relación con Clientes (AEERC).

En el coworking no existe el aislamiento, ya que puedes convivir y trabajar con muchos perfiles distintos como fotógrafos, redactores, emprendedores, abogados, etc.

No te quedes en pijama

Aunque no tengas que ir al despacho ese día, no puedes trabajar en pijama, porque esta prenda se asocia con el descanso y el relax. Por ello, es importante cuidar tu aspecto y optar por la ropa de calle.

Se puede trabajar con ropa más cómoda, pero no en pijama ni en bata. Arréglate para sentirte bien y para darle la señal al cerebro de que estás en modo trabajo.

Nada de trabajar en la cama

Para no sufrir una contractura es importante que trabajes con las condiciones adecuadas. Nada de trabajar en la cama o en el sofá. Es muy importante cuidar la higiene postural y para ello debes evitar estar sentado más de dos horas seguidas sin cambiar de postura.

Intenta también realizar ejercicios para prevenir lesiones, molestias articulares, malestar general, dolores de espalda…

Cuidado visual

También debes cuidar la vista, es aconsejable dejar de mirar la pantalla cada 20 minutos y no hacer uso del modo oscuro de la pantalla, porque el contraste del negro con el blanco de las letras hace que los ojos trabajen más.

También debes tener en cuenta que el borde superior de la pantalla quede a la altura o por debajo de la línea de los ojos y si utilizas un ordenador portátil, colócalo sobre una base elevada.

Matenete informado

Subscribite a nuestro boletin informativo

Comparte este post con tus amigos