Profesiones que se ha demostrado que son esenciales

¿Qué hemos sacado en claro tras vivir una pandemia? Pues muchas cosas. Por ejemplo que los políticos españoles no arriman el hombro ni con 100.000 muertos a sus espaldas. Que hay mucha gente insolidaria que solo ha pensado en sus vacaciones o en salir de fiesta cuando todavía estamos viviendo olas y más olas. Que hay muy pocas ayudas para empresarios y  gente que lo necesita, aunque a los políticos se les llene la boca diciéndolo. Sin embargo, en el otro lado de la balanza, también hemos sabido que hay profesionales que son esenciales para nuestro día a día.

Fueron tres meses de confinamiento total, y ahora están siendo más y más meses con restricciones. Durante este todo tiempo lo que hemos sabido es que hay algunos profesionales que siempre están al pie del cañón, que nunca nos fallan. Y hoy les queremos recordar. Y es que para que nosotros estemos en casa disfrutando de vermuts con videollamadas, para que pudiéramos tener la nevera llena o para que nos recuperáramos de las secuelas del covid,  son muchas personas las que han tenido que estar al pie del cañón.

El Gobierno consideró empresas que realizan servicios esenciales y fueron las que siguieron prestando sus servicios y no pudieron acogerse al permiso retribuido recuperable,  las siguientes profesiones fueron estas.

Personal sanitario

Es decir, los famosos médicos, enfermeros y auxiliares que han estado al pie del cañón y que muchos de ellos han dado sus vidas por las nuestras. Todos recordamos imágenes que se nos caen las lágrimas cuando las recordamos.

Fabricantes de ropa para trabajos esenciales

De nada sirve ir a la guerra si vas sin armas. Pues en este caso, a la guerra iban todos estos profesionales y tenían que contar con sus uniformes apropiados. Por eso, como nos recuerdan desde Bordamar, ellos se encargaron de tener un amplio catálogo de ropa laboral para sectores como el sanitario y de limpieza que fueron esenciales durante estos días.

Fuerzas y cuerpos de seguridad

La policía en sus diferentes versiones, o la Guardia Civil no han parado. Además ellos han tenido que ser los que tenían que poner en marcha las medidas que los políticos hacían desde unos despachos. En muchas veces se han tenido que jugar hasta el tipo cuando acudían a fiestas ilegales o con los ciudadanos egoístas que no cumplían las normas impuestas.

Transportistas de viajeros y mercancías

Para que los supermercados estuvieran llenos, todos los días los transportistas tenían que estar en la carretera. Además se incluyen a los de viajeros, que se han encargado de llevar a sus trabajos a los esenciales.

Medios de comunicación

La prensa, la radio o las televisiones también pudieron trabajar. Aunque es cierto que en muchas ocasiones dudábamos de su comportamiento, como por ejemplo cuando veíamos a 10 personas en un mismo plató, como ocurrió con Sálvame.

Personal de operadores de telecomunicaciones y centros de procesos de datos y de empresas instaladoras de telecomunicación para la instalación y Personal de mantenimiento y reparación de redes de telecomunicaciones. Y es que en la era digital no podían faltar ellos.  Cuando más se ha hecho teletrabajo era esencial poder tener todos los medios y ellos se han encargado de hacerlo.

  • Personal de centros de procesos de datos, operación y mantenimiento de las redes de transporte y distribución de electricidad, gas, agua, y centrales de generación de energía.
  • Personal de prevención y extinción de incendios.
  • Trabajadores de plantas petroquímicas o centrales eléctricas o nucleares.
  • Personal ligado a actividades de salvamento y seguridad marítima.
  • Gasolineras, puertos y aeropuertos.
  • Infraestructuras ferroviarias.

Personal de obras de interés general en el ámbito sanitario, portuario, aeroportuario, viario y ferroviario, entre las cuales se debe de incluir las telecomunicaciones que se realicen en el ámbito de la geografía ferroviaria, tanto para uso ferroviario como de los operadores de telecomunicaciones, que se realicen en las mismas.

Plantas de procesamiento de productos agrícolas, cárnicos y pesqueros y de los insumos necesarios para su elaboración, los trabajadores que deben.

Aunque los aplausos de las 8 de la tarde eran principalmente para los sanitarios, habría que acordarse de todos estos sectores que han cumplido con su obligación y gracias a ellos este país pudo salir adelante pese a estar encerrados en casa durante tres, largos, meses.

Ahora bien, una cosa muy curiosa es que todas estas profesiones han sido esenciales durante la pandemia, pero a la hora de la vacuna no lo están siendo. Por ejemplo, los profesionales de los supermercados o del transporte lo han pedido, pero de momento se les ha negado. Una vez más los políticos y las autoridades demuestran que son ellos los que no son tan esenciales.