¿Qué trabajos puede hacer un maquillador profesional?

Los maquilladores profesionales son los que se encargan, básicamente, de maquillar el rostro de las personas. No obstante, también tienen muchas otras tareas que van más allá de la mera imagen y que pueden ser muy variadas depende del campo en el que la persona se especialice.

El maquillaje es algo que la humanidad ha practicado desde los tiempos de la Prehistoria, solo que al principio las personas se maquillaban con fines rituales y sagrados, y con el tiempo es que comenzaron a hacerlo para  enfatizar la belleza y como método de seducción. En fin, pintarse el rostro y el cuerpo ha sido siempre una necesidad para hombres y mujeres.

No obstante, el maquillaje siempre se ha asociado más solo con el rostro femenino, a pesar de que son mileslos hombres que han maquillado, y maquillan, sus caras y sus cuerpos. Un ejemplo de ello, fue el decadente siglo XVIII francés, donde la gente de la alta sociedad solía empolvarse el rostro, pintarse los labios de rojo y colocarse falsos lunares.

Por eso, el maquillador profesional, tiene un campo extenso de trabajo que muchos no imaginan. Acompáñanos a darnos un paseo por este campo laboral, de la mano de nuestros amigos de la Escuela de Maquillaje CR.

Funciones que desempeña un maquillador

Las funciones que debe desempeñar un maquillador no son siempre las mismas. Estas más bien dependen del tipo de maquillaje que realicen o en el que estén especializados, al igual que del nivel y la experiencia que tengan, y el negocio en el que entren a trabajar.

Asimismo, estas comprenden aquellos conocimientos que debe manejar el profesional, y son:

  • Tratamiento y preparación de la piel. Sin una buena base es imposible conseguir resultados perfectos, por lo que esta es el trabajo más importante de cualquier maquillaje profesional. Es esencial limpiar el rostro, hidratarlo, nutrirlo y protegerlo; sobre todo en el caso del maquillaje para cine o efectos especiales, que conlleva a cubrir los rostros con productos densos y pesados.
  • Conocimiento de las herramientas y los productos. Para un buen maquillaje profesional es necesario conocer y tener el kit esencial con los diferentes tipos de brochas, pinceles, barras de labios y otros productos básicos. Es importante saber que hay una brocha para cada producto y cada aplicación; cientos de colores, texturas, densidades; y productos que se adaptan a los distintos tipos y colores de piel; y más importante aún, saber cuando utilizar cada uno de ellos.
  • Realizar correcciones. Muchas veces pensamos que maquillarse bien consiste en aplicar correctamente el color, el lápiz, la máscara de pestañas… y eso es cierto hasta cierto punto. Luego, también es importante corregir la base del rostro. Por ejemplo, atenuar ojeras, disimular enrojecimientos o matizar brillos son tareas imprescindibles para pasar después a jugar con la paleta de color y los acentos.
  • Visagismo y estudio del color. El visagismo se trata de estudiar el tipo de rostro (forma, líneas y relieve) para determinar cuál es el maquillaje adecuado para cada caso. Esta técnica se combina con un estudio del color según el tono de la piel, el pelo, los ojos, los labios y el estilo de cada persona; y es gracias a la combinación de ambas que se puede lograr un maquillaje espectacular.

¿Qué tipos de maquillaje profesional existen?

El maquillador profesional no solo desempeña diferentes funciones, sino que también puede trabajar en diferentes áreas.  De hecho, una de las características más interesantes del mundo del maquillaje profesional es la gran variedad de especializaciones que incluye.

De estas, todos conocemos el maquillaje social, que es el que desarrollan los profesionales de los negocios de estética, dedicado a maquillar a las personas que asisten a eventos importantes o desean verse más atractivos. Pero, existen muchas más. Algunas de las más interesantes son:

  • Maquillador de pasarela. Las funciones de un maquillador de pasarela son similares a las de un maquillador social, lo que varía es el ritmo del trabajo, el cual aumenta a un nivel caótico.Y es que se trata de  reflejar sobre los rostros de las modelos las exigencias de los diseñadores para crear una estética especifica que lucir en diferentes pasarelas; como por ejemplo la Madrid Fashion Week o la 080 Barcelona Fashion.
  • Maquillador de caracterización. Es una profesión donde los buenos profesionales se revalorizan, ya que incluso algunos actores de televisión eligen un maquillador con el que se “casan” para ir a todos sus eventos, presentaciones y películas. Si eliges desarrollar tu carrera en este sector, deberás a maquillar a tus clientes dependiendo de aspectos como las luces, los decorados, la ropa o la estética del programa en sí. El maquillaje a este nivel incluye muchas técnicas y trabajos distintos, por ejemplo, se deben utilizar técnicas de maquillaje distintas para aplicar la base, ya que la piel se ve distinta ante las cámaras; incluso cuando se quiere mostrar un look de maquillaje natural. Por el contrario, en el cine es necesario el maquillaje de caracterización profesional. Aquí, los expertos en maquillaje deben saber jugar con la piel y el rostro de la persona que maquillan, jugando con el color y las texturas, para crear ilusiones ópticas, cambiar la edad de los actores, o incluso conseguir apariencias inhumanas y de fantasía; siendo este el más alto nivel de trabajo, que requiere de una técnica y una experiencia específica.
  • Maquillador de efectos especiales (FX). Los profesionales que se dedican a esta labor son auténticos artistas, capaces de transformar el rostro más armonioso en seres de otro mundo, monstruos, etc. Para esto, deben trabajar con prótesis, masillas, texturas, piel sintética… Todo un mundo de materiales con los que consiguen lograr maravillas.

¿Qué trabajos puede hacer un maquillador profesional?

El maquillaje profesional es una profesión con muchas perspectivas a futuro, y por eso cada vez son más las personas que se interesan por este mundo laboral del maquillaje y que deciden transformar su pasión por el maquillaje en el día a día en su profesión principal.

Así, el maquillaje profesional cubre una amplia variedad de doctrinas profesionales, lo que a su vez, exige que los profesionales en esta conozcan tanto la utilización de productos de distintas marcas como técnicas de ojos (sombras, pestañas), labios, tratamiento de la piel (base, polvos), etc. Todo ello atendiendo a la piel y el rostro de cada persona. Además, debe poder ver con facilidad el estilo y los productos profesionales que debe utilizar según el evento y la persona que se va a maquillar.

Por eso, hoy en día están proliferando las academias de formación en el mundo del maquillaje y sus diferentes especializaciones. Existe formación genérica o muy especializada dependiendo de lo que busque el futuro maquillador profesional. Al igual que cada vez son más quienes ven necesario contratar profesionales para el maquillaje social. Incluso,  un técnico de maquillaje profesional puede tener muchas más salidas en este mundo laboral.

Esta realidad, a su vez, está abriendo mucho campo de trabajo para los apasionados por el maquillaje que quieren convertirlo en su carrera profesional.

Algunas de las salidas laborales de las que hablamos son:

  • Maquillaje profesional para cine y televisión

Como dijimos anteriormente, uno de los sectores donde pueden trabajar maquilladores profesionales es el cine y la televisión. De hecho, es una de las salidas más comunes para los maquilladores a nivel profesional.

  • Maquillaje para desfiles de moda y eventos de belleza

Los maquilladores profesionales también pueden trabajar rodeados de diseñadores de moda y modelos en las más importantes pasarelas del mundo.

Esta salida, que también habíamos mencionado anteriormente, a veces se combina un poco con el maquillaje tipo social, mientras que otras veces exige creaciones más elaboradas con combinaciones imposibles de color en ojos y pestañas, con juegos de sombras que tengan en cuenta la ropa con la que se desfila y el estilo de peluquería. Incluso, muchas veces, el maquillaje es más importante que los accesorios o la ropa que se desfila.

  • Salones de belleza

Por último, uno de los sectores donde más ha crecido el trabajo para los maquilladores: maquillaje profesional para eventos, o lo que hemos llamado a lo largo del artículo “maquillaje social”.

Por lo general, estos maquilladores trabajan en un salón de belleza (donde podemos al mismo tiempo disfrutar de un servicio de peluquería para dicho evento),pero también podemos encontrarlos en modalidad a domicilio.

Algunos de los eventos para los que la gente suele contratar los servicios de un maquillador son bodas, bautizos, comuniones, cenas de gala, presentaciones… Y los clientes varían entre los numerosos estilos que existen para un maquillaje social, que puede ser de día o de noche y que se puede ver más o menos natural.

Así, estos maquilladores deben tener su propio equipo y productos, de forma que el cliente no deba preocuparse por esto; además de contar con conocimientos de visagismo y un carácter enfocado en complacer los gustos y peticiones de la persona hasta sacar su mejor imagen: color de pelo y ojos, tipo de piel, grosor de los labios, etc.