Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Recomendaciones básicas para viajar en coche este verano

2150318401_11zon

El verano es una de las épocas del año en la que se registran millones de viajes de largo recorrido en carretera. Es importante tomar medidas de seguridad, por lo que debes evitar conducir durante las horas de más calor.

También es importante mantener el interior del vehículo en una temperatura entre los 21 y los 24 grados centígrados, respetar las normas de circulación, mantenerse hidratado y haber descansado lo suficiente antes de realizar un viaje.

Para evitar golpes de calor, fatiga o distracciones es aconsejable tener en buen estado el aire acondicionado. Es necesario revisar el líquido anticongelante, muchos conductores creen que en verano no sirve para nada. Pero en estos meses también controla la temperatura del motor y evita el sobrecalentamiento.

«Organismos como la DGT ( Dirección General de Tráfico ) aconsejan descansar cada dos horas o aproximadamente cada 200 o 300 kilómetros recorridos para estirar las piernas, relajarse, dar un pequeño paseo, refrescarse la cara con agua fresca y, sobre todo, hidratarse. Aunque no se esté cansado, hay que hacerlo para evitar la sensación de fatiga que puede verse agravada en los viajes de verano por el sol y el calor», informa el diario ABC.

No te puedes ir de viaje sin revisar el estado general de los neumáticos y el dibujo de la banda de rodadura. Para saber si la goma está más gastada por dentro, chequea todo el neumático girando a tope la dirección.

Debes contar con ciertos elementos de seguridad. La ley obliga a tener en el vehículo los triángulos de seguridad o una señal V16, como el Help Flash.

Otro equipamiento obligatorio es el chaleco reflectante de color rojo, amarillo o naranja. Debe tener dos bandas reflectantes de al menos 5 centímetros de altura y debe estar certificado para su uso. Además, todos los ocupantes del vehículo deben contar con un chaleco.

No te olvides de llevar un extintor pero debes revisarlo periódicamente. También se recomienda llevar un martillo, ya que en casos de accidentes los pasajeros pueden utilizar este elemento si se quedan atrapados dentro del vehículo.

Es importante guardar en el maletero un botiquín de primeros auxilios con tiritas, guantes plásticos esterilizados, pinzas de extracción, vendas, alcohol, yodo y pastillas genéricas para dolores.

«Es típico venir de la playa o a la piscina y coger el coche con las chancletas puestas. Este tipo de calzado no es adecuado para conducir porque provoca una pérdida de sensibilidad con los pedales y pueden engancharse e impedir reaccionar ante un imprevisto. Aunque en la mayoría de países europeos no está prohibido explícitamente, conducir con chancletas o descalzo puede acarrear sanciones. Así que antes de subir a tu vehículo, recuerda que lo mejor será cambiarse los zapatos por unos que sean ergonómicos y que estén sujetos al pie», informa el diario La Vanguardia.

La DGT informa que llevar chanclas en lugar de zapatillas o ir sin camiseta puede acarrear sanciones que oscilan entre los 80 y 200 euros. Conducir descalzo es muy peligroso porque provoca que no pisemos correctamente. Es aconsejable usar zapatillas cómodas, de suela flexible y con buen agarre.

También puedes llevar mocasines porque permiten adoptar una posición sobre los pedales más cómoda. No puedes conducir con zapatos de tacón, porque su punto de apoyo es el talón y provoca una pisada inestable.

En verano muchos conductores utilizan gorras, pero no todas son aptas para conducir. Evita las gorras con viseras anchas o pamelas porque afectan la visión periférica y generan sombras.

Debes saber que los vehículos oscuros tienen más posibilidades de sufrir accidentes porque podrían llegar a camuflarse en zonas de poca visibilidad, sobre todo, los días de lluvia.

Además, absorben más calor que los vehículos claros, porque atraen más energía de luz. Sin embargo, los coches pintados de blanco son los que sufren menos accidentes, ya que son más visibles.

En la actualidad puedes elegir el color que tú quieras, pero también cambiar el nombre. Si compras un coche de segunda mano debes realizar el cambio de titularidad.

Desde tucambionombre, expertos en gestionar el cambio de nombre del vehículo, explican que puedes acudir a los gestores con toda la documentación, para que lleven a cabo todo el proceso.

También puedes hacer el cambio de nombre del coche acudiendo a la Jefatura de Tráfico. El vendedor está obligado a informar ese cambio de titularidad a la Dirección General de Tráfico (DGT) en un plazo de diez días.

Si tienes dudas puedes consultar a los expertos, ya que ellos te ayudarán con toda la documentación y se encargarán de todo el proceso.

Matenete informado

Subscribite a nuestro boletin informativo

Comparte este post con tus amigos