Los tratamientos y enfermedades que pueden causar infertilidad en el hombre

Hablamos del cáncer especialmente, el cual tiene un tratamiento que a veces puede afectar a algunas zonas del aparato reproductor de los hombres, disminuyendo o anulando la capacidad de poder tener descendencia.

Todo esto hace que, con el paso de los años, se hayan ido desarrollando como respuestas clínicas para la donación de semen. Mi hermano estuvo buscando en la red de redes y al ver lo bien explicado que estaba el proceso apostó por Ividono, ya que se interesan porque el donante tenga claro la forma en la que se desarrolla todo.  La donación es una buena forma de dar la oportunidad de ayudar a las personas que desean ser padres y que por la razón que sea no pueden serlo, si además se hace en una clínica seria, pues mejor aún.

Veamos algunos de los tratamientos que tienen efectos adversos:

Quimioterapia

Esta funciona cuando pasan a eliminarse del cuerpo las células que van dividiéndose de manera rápida y al ser los espermatozoides unas células que se dividen rápidamente, es más fácil que les perjudique la quimioterapia.

Es posible que aparezca la infertilidad cuando la totalidad de las células inmaduras que se encuentran en los testículos queden dañada, de forma que sea imposible producir nuevos espermatozoides. Cuando acaba la quimioterapia, se produce esperma más lentamente o incluso deja de producirse. En ocasiones vuelve a la normalidad pasado 1 año.

Si hablamos de infertilidad, los riesgos del tratamiento varían, donde dependen de varios factores, caso de la edad del paciente, en donde las personas mayores de 40 años es complicado que recuperen la fertilidad.

Radioterapia

Aquí el tratamiento es por radiaciones producidas por rayos X que a una alta potencia destruyen las células cancerosas, reduciendo los tumores. La radiación se dirige de manera directa a los propios testículos o la zona de las ingles, eliminando las células que se encargan de la producción de espermatozoides, afectando a la fertilidad de los seres humanos.

Terapia hormonal

Aquí se busca reducir los niveles existentes de hormonas masculinos, en especial de la testosterona en el organismo, que también es posible que afecte a la producción de los espermatozoides.

Generalmente, bajan los niveles de las hormonas masculinas, buscándose que el tamaño del tumor podrá reducirse o crecer de una manera más lenta. Algo que debemos saber es que la terapia por hormonas no cura por ella misma el cáncer de próstata.

Cirugía

Es una opción que es la que demuestra tener la mayor posibilidad de cura. En ocasiones puede llegar a ser la extirpación de un testículo, de los dos o de la próstata y vesículas seminales. Los hombres deberán almacenar esperma en un banco de semen antes dela cirugía si lo que quieren es tener descendencia.

¿Quién puede ser donante de semen?

Muchos de nosotros podemos contribuir a ayudar a que algún miembro masculino que no puede tener hijos, lo logre, siempre y cuando tengamos una edad que comprenda entre los 18 y los 35 años. La acción se realiza de manera voluntaria y anónima.  Si eres un hombre que tenga buena salud y calidad de semen puedes hacerte donante.

A la hora de hacer las comprobaciones de si se puede donar, lo primero es hacer una entrevista personal sobre la historia a nivel familiar en lo clínico y después unas pruebas sencillas en las que se analice la calidad del semen, congelándose la muestra para que se pueda valorar la supervivencia del esperma después de la descongelación.

Como ves, hay que tener mucho cuidado en cuanto a la diversidad de tratamientos y enfermedades que pueden llegar a causar infertilidad en los hombres. Para ello hay que analizar y valorar muy bien todos estos tratamientos, pues las consecuencias que pueden llegar a darse en algunos casos provocan una infertilidad de complicada solución.

Así que, dependiendo de los tratamientos que vayamos a tener, será necesario hacer una valoración de las consecuencias o efectos secundarios de los tratamientos.  Desde aquí te animamos a informarte sobre todos estos temas, especialmente si tienes en mente tener descendencia, puesto que lo contrario, puedes darte cuenta de estos efectos una vez terminen los tratamientos. Está claro que enfermedades contra el cáncer son en ocasiones muy agresivas, por lo que no solo se matan células malas, las buenas también sufren sus efectos.