Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la mediación familiar?

mediación familiar

Cuando debemos enfrentarnos a temas concernientes sobre Derecho de Familia, en especial en las separaciones y divorcios, en especial cuando existen niños implicados, donde la solución mejor es la que nos alejará de los tribunales.  Como nos dicen los expertos de mediacionsantander.com, lograr una solución amistosa es lo más económico y rápido, sino que será lo mejor para todas las partes, en especial cuando hay niños.

Por todo ello, el legislador lo que hace es apostar por las mediaciones en estos casos. De esta manera podemos aliviar la carga de los tribunales, acortando los procesos y logrando soluciones que serán mas duraderas que las que pasen por manos de los jueces.

No debemos olvidarnos que si hay divorcio o separación contenciosa, será el juez el que deberá tomar la decisión final al basarse en las peticiones de cada una de las partes, donde la solución no siempre se va a dar con la fórmula intermedia que sea ideal para la pareja.

Por todo ello, en este post vamos a explicar en qué consiste la mediación familiar y en los divorcios o separaciones.

¿Qué es la mediación familiar?

La misma consiste en usar dicho método alternativo para la resolución de conflictos en el campo del Derecho de Familia. Como principal objetivo se busca llegar a una solución integral del conflicto entre las partes, de tal forma que se evite llegar a la instancia judicial.

Existen muchas maneras de poder poner en marcha esta clase de procesos y en varios países del mundo se aplican de distinta manera, de tal forma que se persigue la misma meta, lograr un acuerdo justo y duradero, el cual será fruto del compromiso y de que se entiendan las partes.

La mediación se basa en una serie de principios que ayudarán a las partes, caso de algunos principios que pueden ser de ayuda para las partes, caso de la oralidad, la total comunicación entre las partes, la imparcialidad del mediador y la neutralidad frente al caso en concreto.

Pensamos que es la mejor fórmula para lograr acuerdos y apostar por ejercer la abogacía que pueda fomentar el diálogo y la empatía para lograr soluciones reales y todo lo permanentes que puedan ser posibles.

Es necesario que se escuchen a las partes, de cara a que se pueda llegar a un punto intermedio, donde se aplicarán recursos en el campo de la psicología para mejorar el proceso, siendo una apuesta constante y personal en nuestro despacho.

La Ley de Impulso para la Mediación lo que busca es que se implante de forma definitiva para que pueda complementar la Administración de Justicia para resolver extrajudicialmente de los conflictos en los campos civil y mercantil con mayor agilidad y menores costes en lo económico y personal para las partes.

El impulso de la mediación lo que está buscando es la descongestión de la cara de trabajo en los juzgados y que se acorten de esta forma los tiempos de respuesta de la Justicia.

La apuesta de mayor importancia de dicho texto legal es que se cambie desde el actual modelo de mediación, que se basa en el carácter voluntario, al llamado de obligatoriedad mitigada, que lo que hace es obligar a los litigantes a que asistan a una sesión informativa y exploratoria en los seis meses anteriores a interponer la demanda en un número tasado de materias.

La sesión la va a conducir un mediador y va a quedar dirigida a que se explore, tanto el asunto objeto de controversia, caso del posicionamiento inicial de las partes, que van a recibir información precisa y clara del procedimiento, así como la dinámica de trabajo a seguir en el caso de que al final se acuerde que se siga con la mediación y de los beneficios frente a la vía judicial sobre el ahorro del tiempo y de los costes.

Recordemos que la mediación no precisa de abogado ni procurador y el coste económico de tener que recurrir a la mediación es bastante inferior al que incurrirían las partes en el caso de que se opte por la vía judicial.

La mediación extrajudicial se va a concebir como un trámite necesario para tener acceso a la vía judicial, pero no supondrá la obligación de someterse al proceso completo de mediación o a consensuar un acuerdo que pueda poner din al litigio en cuestión.

Esperamos haberos ayudado en este sentido para que conozcáis mejor toda esta solución que cada vez es más demandada por los personas, puesto que son bastantes las ventajas que tiene.

Matenete informado

Subscribite a nuestro boletin informativo

Comparte este post con tus amigos