¿Qué necesitas para convertirte en sommelier?

Si te apasiona el mundo de lo vinos, quizá puedas sacarle provecho a esas habilidades a nivel laboral convirtiéndote en un sommelier. Sigue leyendo y averigua todo sobre esta exquisita profesión.

¿Qué hace un sommelier o sumiller?

Lo primero que debemos hacer es definir a ciencia cierta que es un sommelier. De acuerdo a la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), se trata del profesional del sector vitivinícola y de la restauración, bodegas y distribución que recomienda y sirve bebidas en el ámbito profesional.

Así, estos profesionales dedican su vida al vino desde muy temprana edad, aunque si comienzas desde una edad avanzada, también puedes lograr hacerte de un nombre si pones mucha dedicación.

Las habilidades básicas que caracterizan a dichos profesionales son ladegustación, gestión de productos y la selección y serviciode acuerdo con los platos.

Asimismo, sus funciones son:

  • Crear la carta de vinos del restaurante, los cual hará basándose en el tipo de gastronomía que ofrece el local.
  • Renovar la bodega del restaurante y establecer el correcto almacenaje de los vinos.
  • Asegurar que el servicio que atiende las mesas sirva el vino correctamente.
  • Contribuir directamente a la venta de los vinos del restaurante.
  • Gestionar la unidad de negocio del vino del establecimiento. De forma que tiene que saber comprar, fijar los precios, conservar las botellas y como decíamos, venderlas.

Justamente, al describir las labores que debe atender un sommelier, podemos diferenciar ampliamente este término del de “enólogo”, los cuales a veces generan confusión.  Y es que sucede que un sommelier tiene amplios conocimientos sobre cómo se ha criado el vino, la cosecha, la comercialización, etc., además de que tiene un papel protagónico en las catas y servir como críticos de vinos a la hora de emparejar o maridar el vino a una comida para potenciar los sabores.

Mientras que, cuando hablamos de enólogo hablamos del experto en la producción del vino, y quien tiene conocimiento de las condiciones del proceso ecológico y su legislación. Su responsabilidad está es en su cultivo, las características de la viña, el cuidado, almacenaje y conservación del vino, etc.

Así, cabe acotar que el enólogo trabaja para una bodega, mientras que el sumiller trabaja para el consumidor. Su asesoramiento es objetivo, sin ataduras a un determinado productor vinícola. Además que  su conocimiento no solo abarca el mundo de los vinos, sino que también sabe sobre cervezas, licores, té y café. Incluso en aceite, agua, jamón y queso..

¿Qué necesitas para ser sommelier?

Ésta es una carrera que requiere de una gran especialización y una formación muy específica. Tanto así que muchos dicen el sommelier nace, no se hace. Sin embargo, el grado de trabajo, dedicación y vocación que se debe tener para convertirse en un reputado profesional apunta que es solo a través del trabajo y estudio continuo como te puedes convertir en un auténtico experto.

Entre los requisitos para convertirse en un maestro de este arte se pueden distinguir dos cursos que forman al sommelier:

  • Cursos de vinos que te formen sobre la cultura el vino, su cultivo, crianza, comercialización y aspectos legales sobre las denominaciones de origen, entre otros aspectos de importancia.
  • Cursos de destilados e infusiones que estén relacionados con las bebidas alcohólicas e infusiones, sus propiedades, elaboración y origen.

Además, es importante complementar esta formación con conocimientos gastronómicos que te ayudarán a la hora de maridar, logística para aprender a hacer inventarios, pedidos con distribuidores y procesos de ventas, y conocimientos de mercado para entender la oferta de vinos nacional e internacional. Sin olvidar algunas características inherentes a la personalidad del individuo como la inquietud por el aprendizaje y la proactividad, además de la pasión por acudir regularmente a eventos, catas y visitar bodegas que le ayuden a mantener al día su conocimiento. De aquí, podemos concluir que los conocimientos necesarios para desempeñarte en esta área son:

  • Conocimientos gastronómicos. Esto porque no solo se trata de conocer tipos de vinos, también debes involucrarte en todos los ámbitos de la cultura gastronómica, principalmente en cortes de carne y maridajes.
  • Logística. Los conocimientos de este sector son básicos ya que podrías trabajar en inventarios, distribución, pedidos (trato con proveedores), así como en el manejo de almacén, ventas o alguna área administrativa de la industria.
  • Conocimientos del mercado local e internacional. Necesitas conocer el mercado a profundidad. Por lo que debes visitar establecimientos y degustar las diferentes bebidas para construir un canon y educar tu palada; y lo mismo con la oferta a nivel regional, nacional e internacional.
  • Relaciones públicas. También debes contar con habilidades para las relaciones públicas y el marketing, de forma que sepas como incrementar tu cartera de clientes.

¿Qué debes estudiar para convertirte en sommelier?

Entre los estudios que comentábamos en el punto anterior debes procurar incluir:

  • Certificaciones

En algunos casos no te pedirán tener una licenciatura, pero sí una certificación. Incluso muchas veces debes tener alguna carrera que complemente tu educación en vinos, y viajar al extranjero.

Algunos prestigiosos certificados son los de la Wine & Spirit Education Trust (WSET), del International Sommelier Guild (ISG) o  de The Court of Master Sommeliers.

  • Idiomas

La distinción de un buen sommelier son sus conocimientos de la alta cultura y eso incluye ser (mínimo) trilingüe. Por ejemplo, el inglés y francés son requisitos obligatorios para trabajar en el sector.

¿Cuáles son las características de un sommelier de nivel?

  • Mucha pasión por el sector, motivación por seguir aprendiendo y por transmitir ese entusiasmo cuando recomiendas un vino.
  • Una apariencia impecable, y respeto por las normas de higiene y seguridad cunando se trabaja cara al público.
  • Unos sentidos muy afinados para captar los aromas, sabores y color del vino.
  • Tener empatía con el cliente para entender sus preferencias y ofrecerles una recomendación personalizada que encaje con sus expectativas.
  • Así mismo, tener habilidades comunicativas y la capacidad de empatizar con el cliente para entender qué sabores le gustan y conseguir su confianza para que acepte tu asesoramiento.
  • Dominar el idioma del vino, es decir, el lenguaje y vocabulario que se utiliza para describir las características y propiedades del vino. Este debe ser sencillo, entendible y lo más real posible.
  • Estar al tanto de las últimas novedades del mundo del vino a través de la formación continua, asistencia a eventos, catas, etc. Esto también incluye viajarpara ir a catar y seleccionar nuevos vinos, ir a eventos y negociar con nuevos proveedores de mercados emergentes y sobre todo, para descubrir nuevos sabores y culturas de vino.
  • Idiomas. Como dijimos anteriormente, manejar al menos 3 idiomas.
  • Ser digital. Hoy vivimos en el mundo de las tecnologías, y también en este oficio se está viviendo esta transformación. Por lo tanto, es clave que sepas utilizar apps de vino como Vivino o Delectable, para descubrir y comprar vino, y crearte un perfil en Instagram para promocionar la cultura del vino y tu perfil como Sommelier.

En relación al esto, Javier Gila, presidente de la Asociación Madrileña de Sumilleres, dice que  las características de un buen sumiller son:

  • Sabe (y mucho) de cocina, para poder armonizar la gastronomía con el vino.
  • Es humilde: su función es asesorar, no dar clases magistrales.
  • Está en contacto con los productores para entender su filosofía y poder transmitirla.
  • Nunca deja de estudiar: por eso es importante pertenecer a una asociación de sumilleres.

Por último, Carmen Garrobo, vicepresidenta de la asociación, dice sobre el sommelier:

 “Es un médico de familia, porque tiene que saber de todo: viticultura, enología, cepas. Y sobretodo, ser un experto en catas”. “Además –continúa– necesita tener amplios conocimientos de geografía y sus denominaciones de origen. Saber escuchar y ser intuitivo con los gestos del cliente es también importante. Y por último, debe utilizar un lenguaje entendible: nuestra misión es acercar el vino a las personas y ayudarles a disfrutarlo”

Salidas profesionales como sommelier

Bocopa, expertos en vino, nos comentan que el Sommelier tiene un abanico de oportunidades laborales dentro de España. Por ejemplo. puede tener a cargo la selección y servicio de bebidas en un restaurante, o bien realizar catas, degustaciones y presentaciones en distintos ámbitos, además de ser crítico de vino y educador.

Ellos pueden encontrar trabajo en restaurantes, tiendas gourmet, bodegas y hoteles, encargándose de la elaboración de las cartas, compra y control de vinos y control del servicio y organización de eventos y cursos que eduquen sobre este producto.

Aunque no tengas un nombre hecho y a penas estés comenzando tu carrera, igual muchas casas de vino requieren de urgente exposición mediática, por lo que es muy fácil comenzar a enrolarse en el ambiente como reportero o crítico de vinos.

Lo más importante es recordar que ser sommelier es una profesión que requiere de práctica y talento degustativo.

¿Cuánto gana un sumiller?

Por supuesto un aspecto importante en cualquier profesión que se quiera emprender es la ganancia que obtendremos. En el caso de los sommeliers en España suelen ganar entre 18.000 y 24.000 euros más incentivos, cifras que aumentan si se trata de un sumiller de prestigio.